domingo, 14 de febrero de 2016

Últimos pasos para la declaración de la Reserva de la Biosfera del Alto Turia

(los) OJOS DE MOYA | La Mancomunidad del Alto Turia en Valencia y Santa Cruz de Moya se reúnen con el delegado de la Junta de Castilla-La Mancha en Cuenca
El delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Tomás Godoy, ha recibido esta semana al alcalde de Santa Cruz de Moya, Virgilio Antón, y a una representación de la Mancomunidad de Municipios del Alto Turia, encabezada por su presidente, Ramiro Rivera, para desearles suerte los días 18 y 19 de marzo, fecha en la que está previsto que el Consejo Internacional de Coordinación del Programa MAB (Man and Biosphere) de la UNESCO considere la aprobación definitiva de la Reserva de la Biosfera del Alto Turia.

Godoy ha recordado que este procedimiento comenzó a gestarse en el año 2010 y recibió el respaldo del Gobierno de Castilla-La Mancha, presidido entonces por el socialista José María Barreda. Apoyo que, desde el pasado mes de junio, el Ejecutivo del presidente Emiliano García-Page ha vuelto a dar al proyecto.
El delegado de la Junta se ha mostrado convencido de que la UNESCO “sabrá valorar la riqueza ambiental de esta zona que incluye una pequeña parte de la provincia de Cuenca, concretamente al municipio conquense de Santa Cruz de Moya”.
El alcalde de la única localidad conquense que forma parte de este proyecto, Virgilio Antón, confía en que la declaración de Reserva de la Biosfera suponga “una oportunidad para el desarrollo rural sostenible de la comarca”.
Por su parte, el presidente de la Mancomunidad Alto Turia, agradeció el “impulso definitivo” de los actuales Gobiernos de Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana a la candidatura.  Asimismo, destacó la “inestimable colaboración” de la Universidad de Valencia, la Confederación Hidrográfica del Júcar, la Diputación de Valencia y el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente.
La Reserva de la Biosfera del Alto Turia comprenderá los municipios valencianos de Aras de los Olmos, Benagéber, Casas Altas, Casas Bajas, Chelva, Titaguas y Tuéjar, además de la localidad conquense de Santa Cruz de Moya. La Reserva incluiría todo el término municipal de las ocho poblaciones, teniendo como eje de unión el curso alto del río Turia.
Las Reservas de la Biosfera son áreas que pertenecen a ecosistemas terrestres o costeros representativos, cuya importancia para el suministro de conocimientos científicos y de valores humanos pueden contribuir al desarrollo sostenible. De ahí que la UNESCO propicia su preservación.