jueves, 26 de mayo de 2016

"Algunos familiares de los difuntos han intentado desviar el agua para que no descubra los restos de sus seres queridos"

(los) OJOS DE MOYA | Vecinos de Pedro Izquierdo denuncian el estado de "abandono y dejadez" en el que se encuentra el cementerio municipal de la localidad
Si en días anteriores informábamos desde estas páginas de las quejas emitidas desde el municipio de Manzaneruela por el mal estado en que se encuentra su cementerio municipal, hoy nos acercamos nuevamente a un Campo Santo, el de la localidad de Pedro Izquierdo, donde algunos vecinos del pueblo han levantado también la voz de alarma por la situación de su cementerio.

Tal como informan desde este municipio, hace poco más de dos años se
realizaron obras en el cementerio municipal, construyéndose nichos nuevo e incluyendo en el proyecto de mejora una puerta nueva (a la izquierda de la puerta principal).
Una mejora, la de la puerta concretamente, en la que no se tuvo en cuenta el acceso al recinto ya que presenta graves dificultades debido al desnivel del suelo.
"Cuando terminaron las obras", comentan desde el vecindario de Pedro Izquierdo, "se pudo comprobar como el agua que escurría parte de la montaña terminaba dentro del cementerio  por las puertas nuevas".
Además, añaden "todo esto ya pasaba antes de las últimas elecciones municipales  y no se puso remedio". Un problema que se ha agravado con el paso del tiempo pues cuando llueve cada vez se filtra más agua. Además, y ahondando en el deterioro del lugar, el pasado mes de febrero se cayeron las puertas nuevas, "una cayó literalmente al suelo y la otra apenas se mantiene vertical".
Una situación "insostenible" a juicio de estos vecinos de Pedro Izquierdo, que ven como continúa entrando agua en el cementerio. "Algunos familiares de los difuntos enterrados han intentado desviar el agua dentro del cementerio para que el agua no descubra los restos de sus seres queridos"
La puerta "de toda la vida" del cementerio además está fijada con una cadena porque no se puede cerrar ya que roza el suelo y "cuesta abrirla".
"Nos encontramos con que, en esta situación, el cementerio está abierto día y noche, con el riesgo de que se puedan llevar a cabo actos vandálicos, como de hecho ya ha ocurrido en otras pedanías de Moya".
Tal como informa los vecinos, "el Ayuntamiento actual se limita a responder que cuando se hagan los nichos nuevos volverán a colocar las puertas en su sitio, pero la realidad es que hasta que llegue ese día, el lugar continuará abierto".



CONTACTO REVISTA OJOS DE MOYA : revistaojosdemoya@gmail.com