jueves, 5 de mayo de 2016

Cruces para la Cruz de Mayo en Garaballa

(los) OJOS DE MOYA | El Monasterio de Tejeda vuelve a congregar a los fieles de la comarca en la festividad de las Letanías
El Monasterio de Tejeda en Garaballa celebró este martes, Día de la Cruz, la festividad de las Letanías, una fiesta litúrgica a la que cada año acuden cientos de personas (menos en esta ocasión al coincidir con un día laborable) procedentes de diversas parroquias de la Serranía Baja como Moya, Landete, Fuentelespino, Talayuelas, Mira, Aliaguilla, Henarejos… a los que se les une los devotos de Sinarcas, en Valencia pero lindante con Cuenca.

Una fiesta de la Cruz en la que los participantes acuden con sus cruces parroquiales para pedir la protección y la bendición de los campos, y que debe su nombre a los cánticos que se ofrecen tras el recibimiento, las Letanías. Posteriormente el Santuario de la patrona de las Tierras de Moya acogió una misa solemne y tras ella tuvo lugar una comida de hermandad.
Algún exceso de devoción
Tal como explica la plataforma GARABALLA AL DÍA, siguiendo al religioso e historiador Antonio Gaspar Vermejo en su trabajo sobre el Santuario e Imagen de Tejeda escrito en el siglo XVIII, y dedicando varias páginas a esta antiquísima y piadosa procesión penitencial nos dice en la página 239 lo que sigue. " .... Y por lo que hace a las famosas Rogaciones, y Letanías, que acostumbran hacer los pueblos del Marquesado, y aun de fuera de él en el Santuario de Texeda, ya había notado el P. Ponce ( a ) algún exceso de devoción en las oraciones privadas, que hacían en su tiempo algunas personas á la Virgen María delante de esta Santa Imagen; pues dice tratando de la devoción de los Serranos de Cuenca con esta Santa Imagen de Texeda, " que los que de ella se valen en sus necesidades, no parece que se acuerdan de la que está en el Cielo, sino solamente miran á esta Santa Imagen; y tal vez he dicho en público, que no miren en este Retrato á la Virgen de Texeda, sino á la que está en el Cielo; porque de la misma manera hablan ( y las he oido á muchas personas estando oculto en una tribuna ) como si estuvieran personalmente delante de su original::: no porque no sean muy católicos, y sanos en la fé, añade dicho Escritor, pues no hay Montañas de Burgos más limpias de Judíos, y Moros que los Serranos de Cuenca...