miércoles, 22 de junio de 2016

El Circuito de Bolos de la Diputación llevará la competición a Valdemoro de la Sierra

OJOS DE MOYA | El objetivo es poner en valor y en práctica las peculiaridades de cada tipo de bolos de los que se han jugado de forma ancestral en La Serranía conquense
Más de 160 participantes se darán cita en la novena edición del Circuito de Bolos Diputación 'Serranía de Cuenca', que este martes se ha presentado en el Salón de Plenos del Palacio Provincial por el diputado de Deportes, Óscar Pinar, que ha estado acompañado por el jefe del Servicio de Deportes, Juan Ignacio Lillo, y representantes de los ocho Ayuntamientos y las dos asociaciones colaboradoras.

Una edición que arranca este sábado, 25 de junio, en el campo de bolos del Recreo Peral de la capital y concluye el próximo 24 de septiembre en la localidad serrana de La Cierva. Un total de diez jornadas que, además de los ya mencionados, llevará esta competición a los municipios de Beamud, Valdemoro de la Sierra, Zarzuela, Uña, Huélamo, Las Majadas, Portilla y, por primera vez, a Buenache de la Sierra.
Pinar ha llamado la atención sobre la excelente aceptación que tiene, año tras año, este Circuito de Bolos organizado por la Diputación Provincial y que tiene como objetivo principal poner en valor y en práctica las peculiaridades de cada tipo de bolos de los que se han jugado de forma ancestral en La Serranía conquense. Y es que en cada una de las localidades este juego tiene sus singularidades, sobre todo en los bolos a derribar, que les diferencia del resto, de ahí la riqueza de este circuito, tal y como resaltó el diputado. Es por ello que en cada municipio se disputará la prueba según sus normas y tipo de bolos típicos, teniendo que adaptarse el resto de equipos participantes.
En estos tres meses de competición se celebrarán diez jornadas, participando diez equipos en cada una, uno por municipio participante. Cada equipo estará integrado por aproximadamente 15 personas, si bien en cada competición solo pueden incluirse cuatro jugadores por equipo y algún suplente por si es necesario.
Con el objeto de velar por el buen funcionamiento de la competición, cada localidad anfitriona designará un juez de competición, conocedor de la fórmula de juego tradicional, y un secretario de mesa, que llevará el tanteo de los bolos derribados por cada equipo, al que se sumará un representante técnico nombrado por la Diputación, que, en caso de dudas, podrá ser consultado por el juez de la competición.
En cada una de las pruebas, según ha explicado Lillo, la organización local entregará trofeos a los tres primeros equipos clasificados, mientras que la Diputación hará lo propio, coincidiendo con la última prueba, con los trofeos correspondientes al primero, segundo y tercer equipo con mejor puntuación conseguida en el Circuito, así como un recuerdo a los participantes.
Además, se premiará a aquel jugador que haya logrado algún doblete; es decir, una jugada en la que haya derribado una misma fila completa de bolos en la subida y en la rebatida; en total, seis bolos.
El diputado de Deportes, por último, ha aprovechado la presentación para agradecer a los ayuntamientos y asociaciones participantes y a la empresa Fuente Liviana su colaboración en este Circuito, a la vez que ha mostrado su deseo de que todo se desarrolle con normalidad y que los jugadores disfruten de estas diez jornadas de convivencia y competición.