sábado, 2 de julio de 2016

Bajo el vestido de musgo

OJOS DE MOYA | Una mirada al milenario Castro de los Casares en Valdemoro de la Sierra
Junto al río Guadazaón, en la unión con el arroyo del Prado Moralejo, a unos dos kilómetros de Valdemoro de la Sierra, se encuentra el yacimiento arqueológico del Castro de los Casares, un asentamiento habitado por diferentes civilizaciones y cuyos cimientos parecen remontarse a hace 2.000 años. 
Es muy probable que en la Edad del Bronce ya estuviera habitado, pero donde hay mayor coincidencia es que se trata de un castro del siglo III a.C., primero celta y posteriormente celtíbero. Se trata del mayor castro de la Serranía conquense. Y además con la peculiaridad de hallarse situado en un valle, cuando normalmente este tipo de edificaciones se encuentra en los alto de cerros u oteros.
Ganado en su mayor parte por el monte, aún pueden distinguirse sus calles, plazas, casas y recinto amurallado. Fotografía : Alberto Asensio