viernes, 29 de julio de 2016

El Plan de Protección del Patrimonio de la Diputación contempla cuatro rehabilitaciones en la región

OJOS DE MOYA | Moya, Cañete, Pajaroncillo y Villar del Humo rehabilitarán diversas edificaciones históricas y civiles
El presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Benjamín Prieto, ha dado cuenta al Pleno de la institución del Decreto de Presidencia para la puesta en marcha del Plan de Rehabilitación, Conservación y Protección del Patrimonio, que contempla una treintena de actuaciones en 28 municipios de la provincia con una inversión total de 4.925.835 euros. 

Un anuncio que ha sido recibido de muy buen grado por la diputada de Izquierda Unida, Ana Sánchez, quien ha querido manifestar públicamente su satisfacción por este importante plan encaminado a recuperar nuestro patrimonio.
Prieto ha dado lectura a dicho Decreto, en el que se detallan la treintena de intervenciones en patrimonio histórico de temática muy variada y también de carácter civil y que contempla diversas actuaciones en los municipios de la Serranía Baja y Media conquense.
Así, en Cañete se rehabilitarán las murallas y las puertas del recinto amurallado; en la Villa de Moya se procederá a la rehabilitación de la antigua iglesia de San Bartolomé (Centro de Recepción de Turistas), en Pajaroncillo se trabajará en el Puente Cristinas y en Villar del Humo en la Torre Barrachina.
Redacción de proyectos a cargo de los Ayuntamientos
Unas actuaciones, que ya están recogidas en una memoria técnica presentada también en el Pleno de este miércoles, que podrán ser realidad gracias al compromiso adquirido por el anterior Gobierno castellano-manchego de incluir a la Diputación Provincial como organismo con senda financiera dentro del Programa Operativo FEDER 2014-2020. Como consecuencia, el 80 por ciento de la inversión correrá a cargo de estos fondos europeos y la Diputación asumirá el 20% restante con fondos propios.
Eso sí, tal y como se refleja en dicho Decreto de Presidencia, aunque la Diputación se vaya a encargar de la contratación y ejecución de las obras, los Ayuntamientos beneficiados deberán asumir la contratación y los costes de las asistencias técnicas; es decir, desde la redacción del proyecto, las asistencias a la dirección de las obras y la coordinación de seguridad y salud.