viernes, 29 de julio de 2016

La Diputación mejora el acceso al complejo histórico-artístico de la Villa de Moya

OJOS DE MOYA | La inversión ha ascendido a 45.000 euros para un kilómetro que facilitará el acceso a Villa y al Arrabal
Dentro de su apuesta por la mejora de la red de caminos rurales de la provincia, que en los últimos años le ha llevado a invertir más de 16 millones de euros, la Diputación de Cuenca ha acometido el acondicionamiento del camino de acceso a la villa fortificada de Moya.

El presidente de la Diputación, Benjamín Prieto, acompañado del diputado Felipe Montero, ha estado presente en la recepción de esta obra, que ha calificado de muy importante y demandada. No en vano, a su juicio, esta intervención, que ha supuesto una inversión de unos 45.000 euros, conlleva no solo una mejora de la seguridad vial de los usuarios, sino que, además, facilita la accesibilidad a la pedanía de El Arrabal de Moya y al impresionante complejo histórico-artístico de la Villa de Moya; un recurso turístico muy relevante, que es, sin duda, uno de los principales atractivos de esta zona de la provincia de Cuenca.
Este camino de un kilómetro de longitud tenía tramos con la capa de rodadura deformada, con baches, grietas y blandones, sin olvidar que las cunetas se encontraban cegadas por la vegetación, arrastres y sedimentos.
Como consecuencia, esta actuación se ha centrado en la apertura y limpieza de las cuentas, la construcción de una nueva obra de drenaje completa y la limpieza de las existentes, el asfaltado de la calzada y la instalación de una barrera de contención de madera en aquellos puntos con mayor peligro para los usuarios.
El alcalde del municipio, Fernando Igual, ha querido manifestar su satisfacción por la ejecución de esta obra, a la vez que ha agradecido al presidente su especial sensibilidad con el municipio de Moya, donde la Diputación ya ha actuado con la rehabilitación de la antigua iglesia de la Trinidad y, en la actualidad, ha destinado su Plan de Empleo a la limpieza y embellecimiento de este complejo histórico-artístico; sin olvidar, que ha incluido la rehabilitación de la antigua iglesia de San Bartolomé dentro del ambicioso Plan de Rehabilitación, Conservación y Protección del Patrimonio.