viernes, 29 de julio de 2016

Los embalses de la provincia rozan el 50% de su capacidad

OJOS DE MOYA | El agua embalsada en Cuenca a día de hoy está 8 puntos por debajo que en 2015
Los últimos informes de las Confederaciones Hidrográficas del Tajo y Júcar han arrojado un balance hídrico moderado en la provincia de Cuenca. Así los embalses que dan servicio a las tierras conquenses y provincias aledañas, Alarcón, La Toba y Molino de Chincha, se encuentran al 49,03%,  siete puntos menos que en la misma fecha del año 2015.

Cabe destacar no obstante que ese porcentaje es un 7% superior respecto a la media de los últimos diez años por lo que la salud hídrica de la región, a falta de lo más crudo del verano, no es por ahora preocupante.
Sí lo es, no obstante, el embalse de Contreras o Enguídanos, fronterizo entre la Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha, cuyo último informe ha arrojado un dato alarmante, con una cifra que ni siquiera llega al 17% de agua embalsada, por debajo de los datos habituales que rondan el 20%. Las aguas de Contreras se usan para la producción de energía y para abastecer de agua al Canal Júcar-Turia, que suminstra agua potable a la ciudad de Valencia. Eso sí, normalmente no supera el 20% de su capacidad debido a la permeabilidad de la roca sobre la que está cimentada una segunda presa, situada a unos 500 metros al oeste de la principal, que cierra el embalse.