viernes, 8 de julio de 2016

Pasos seguros para San Cristóbal en Salvacañete

OJOS DE MOYA | La localidad celebrará este sábado la tradicional fiesta en honor al patrón de los viajeros
Desde la década de principios de los años 1990 se celebra en julio la fiesta de San Cristóbal con misa, procesión y bendición de coches. Desde hace varios años también con una comida de hermandad a la que asisten toda la gente que quiere y paga su cuota.
Hace unos años, a propuesta de varias personas de la Cofradía de San Cristóbal, entre ellas Vicente Pérez Martínez, Rita Bustos y los hermanos Soriano se propuso hacer una pequeña ermita a San Cristóbal, junto al área recreativa del Nacimiento, para sí que el santo diese la bienvenida y la despedida a los conductores  que  entraban o salían de Salvacañete. Vicente Pérez Martínez preparó el proyecto de capilla que fue una realidad  el año, con ayuda de muchos donativos particulares. Rita Bustos se encarga de la ornamentación y el santo está allí todo el año  hasta el día antes de su fiesta, un domingo en torno al 10  de julio, que se lleva a la iglesia para llevarlo en procesión al día siguiente. Después, junto a la ermita, en la carretera de acceso al pueblo, se  bendicen los vehículos y  todo el que  quiere asiste a la posterior comida de hermandad. Cada año tiene más éxito esta fiesta.
Así describe y escribe la historia de San Cristóbal, Mariano López Marín, Cronista Oficial de Salvacañete. Una fiesta 'menor' pero no pequeña que volverá a reunir a vecinos y amigos de esta localidad de la Serranía Baja este sábado. Tal como han informado desde el propio Ayuntamiento, además de los actos litúrgicos habituales de este día (con la consabida bendición de vehículos y viajeros) el Salón Municipal acogerá mañana la comida de hermandad en honor a San Cristóbal.