miércoles, 7 de septiembre de 2016

"En sitio cerca de Moya, Garaballa nominado, y de Cuenca en su Obispado, brillas como rica joya"

OJOS DE MOYA | En el día grande de su fiesta traemos los tradicionales gozos a la Virgen de Tejeda, patrona del Marquesado de Moya
Para que con santo celo nuestra fe obsequiarte pueda. Madre de Dios de Tejeda sed nuestro amparo consuelo.
I Cuanto potente en Castilla Alfonso el Bueno reinaba e Inocencio se sentaba en la Apostólica Silla, contra el moro a ser cuchilla te presentas en el suelo: Madre de Dios

II Trono escogiste de honor para Fe en el árbol Tejo, y en él de glorias reflejo, apareciste a un pastor, mandando que tal favor publicase sin recelo: Madre de Dios, etc.
III Julián, nuestro Obispo santo, supo el hecho milagroso que Juan, el pastor dichoso, le refirió con encanto; y con una cruz, su llanto terminó, y su desconsuelo: Madre de Dios, etc.

IV En sitio cerca de Moya, Garaballa nominado, y de Cuenca en su Obispado, brillas como rica joya; la antigua Tejeda apoya en su valle tanto cielo: Madre de Dios, etc.
V Como encantó en tus entrañas la persona de Dios hijo, tus delicias son de fijo las Trinitarias hazañas; y contra infieles cizañas desde aquí muestras tu celo: Madre de Dios, etc.
VI Mano angélica afianza la pureza al sol de Aquino, pero de Rojas el sino este favor de Ti alcanza; para que nuestra esperanza a tal virtud tenga anhelo, Madre de Dios, etc.
VII A María Gracia hablaste y que los sábados fuese y una lámpara encendiese en tu obsequio, le mandaste; así, cual se lo fiaste, lo ejecutó con desvelo: Madre de Dios, etc.
VIII Celoso el fiero marido, a su consorte degüella, maquinando por querella perderle su honor debido; Tú, con premio merecido, pagas de María el celo: Madre de Dios, etc.
IX Vida le das; mas marcada la herida con rojo sello dejas en el blanco cuello de Gracia resucitada, y al marido perdonada su culpa y su vil recelo: Madre de Dios, etc.
X Mil glorias y enhorabuenas Moya y pueblos comarcanos, de tu protección ufanos, te rinden a manos llenas; Tú que mitigas las penas, al que te ama con desvelo, Madre de Dios, etc.
XI Rogativas, procesiones; fiestas, votos y promesas, son símbolos de grandezas con que repartes tus dones; todos en sus aficciones hallan en Ti abierto el cielo: Madre de Dios, etc.
XII Los excelentes Marqueses de Moya, fueron abonos de tus dones, y patronos de tu iglesia; mil loores diéronte con gran anhelo: Madre de Dios, etc.
XIII Cándida paloma hermosa, en tu pura concepción fuiste exenta del borrón de la culpa venenosa, haz que mi alma, en paz dichosa, hacia Dios remonte el vuelo: Madre de Dios, etc.

.