lunes, 5 de septiembre de 2016

Las familias de Castilla-La Mancha ya pueden solicitar la gratuidad de los libros de texto

OJOS DE MOYA | Se estima que las ayudas beneficiarán hasta a 60.000 escolares de todas las etapas obligatorias, que pertenecen a familias con problemas económicos
Las familias de los cerca de 6.500 escolares de 1º y 2º de Castilla-La Mancha, que por circunstancias socioeconómicas o por motivos familiares tienen limitados sus recursos, ya pueden solicitar los materiales curriculares en su correspondiente centro educativo.
En nota de prensa, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha recordado que ha ampliado el sistema de ayudas para materiales curriculares durante el próximo curso a los alumnos y alumnas de 1º y 2º de Primaria, garantizando de esta forma las ayudas a cerca de 60.000 escolares de todas las etapas obligatorias, que pertenecen a familias que por circunstancias socioeconómicas o por motivos familiares tienen limitados sus recursos.
Así, la Consejería de Educación, Cultura y Deportes transferirá a los centros educativos públicos y concertados el coste de estos materiales, para que los adquieran y se los entreguen a los beneficiarios al inicio del curso, siendo la inversión prevista de unos 3 millones de euros, ha informado en nota de prensa la Junta.
Los escolares beneficiarios utilizarán el material curricular durante el próximo curso, sin que deban devolverlo al finalizar el mismo, por tratarse de material fungible.
Con la extensión de este programa de ayudas para materiales curriculares destinado a los alumnos y alumnas del 1º y 2º de Primaria, se completa el sistema de ayudas en todos los niveles de educación obligatoria para los alumnos y alumnas de los centros públicos y concertados, cuyas familias atraviesan una situación económica compleja, porque, como se recordará, en el mes de junio se convocaron ayudas para el resto de los cursos, de 3º a 6º de Primaria y 1º a 4º de Secundaria, destinadas a más de 53.000 alumnos y alumnas de esas etapas educativas.
En estos niveles también es el centro educativo el que se encarga de la adquisición de los libros de texto y de la gestión de su devolución, al finalizar el curso para su reutilización en años posteriores.