sábado, 8 de octubre de 2016

Cuatro medios de extinción terrestre trabajan para extinguir por completo el incendio de Enguídanos

OJOS DE MOYA | Vecinos de la zona se lamentan por la escasez de medios enviados a intentar parar "este desastre medioambiental". Hasta 40 medios y cerca de dos centenares de brigadistas han trabajado durante dos días para controlar unas llamas que han arrasado 320 hectáreas de pino carrasco y monte
Los servicios de emergencias de Cuenca, dependientes de la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha, aún no pueden dar por extinguido el incendio que ha afectado a más de 300 hectáreas de la Serranía Baja conquense entre los términos municipales de Huércemes, Paracuellos y Enguídanos.

Así se desprende del último parte emitido por el Sistema de Información de Incendios Forestales, que no obstante ha rebajado el nivel de peligro al mínimo tras dar por controlado el incendio a las 20:30 h. de este viernes.
En las primeras horas de la tarde del jueves, tras dar el aviso los vecinos de la zona al 112, los servicios de extinción se desplazaron hasta el lugar donde las llamas, ya sin control, devoraban hectáreas de monte, pino carrasco, enebro y sabina negral. En total 40 medios y 170 personas trabajaron durante toda la noche del jueves y la jornada del viernes para controlar el perímetro y evitar la expansión del fuego: 6 medios aéreos y 31 terrestres pudieron controlar finalmente a última hora de la noche de este viernes las llamas que para ese momento ya habían arrasado más de 320 hectáreas, amenazando alguno de los núcleos de población de la zona
Un despliegue que, no obstante, ha levantado la indignación en los vecinos de la zona que consideran "absolutamente insuficientes" los medios enviados para las dimensiones "que todo el mundo veía que estaba tomando el incendio".
En estos momentos cuatro medios de extinción terrestres, o autobombas, trabajan en la zona para extinguir completamente cualquier foco que pueda reactivarse.
Nivel 2 y previsiones de lluvia
Por su parte Medio Ambiente ha declarado este sábado el nivel 2, Alto Riesgo de Incendios para toda la provincia de Cuenca, excepto la Serranía Alta, el Alto Tajo Este y la Sierra Norte. Una situación que obliga a vecinos y visitantes a extremar las precauciones para evitar desgracias como la vivida en estas últimas horas en el sur de la Serranía Baja.
Las miradas, no obstante, continúan fijándose en el cielo y en las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología que ha anunciado el aumento de la probabilidad de lluvias a partir de las 12:00 h. de este domingo y lunes por la mañana, jornada que inaugurará una semana de inestabilidad climatológica con chubascos y un acusado descenso de las temperaturas a partir del miércoles 12 de octubre.