viernes, 28 de octubre de 2016

García-Page visita la renovada carretera CM-2123 en Arguisuelas

OJOS DE MOYA | El Gobierno regional ha actuado en los 14,7 kilómetros de longitud que integran esta vía, "atajo" en las comunicaciones entre el sur y el este de la provincia
El presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha visitado este viernes la obra recientemente concluida que la Dirección General de Carreteras de la Consejería de Fomento ha realizado en la CM-2123, vía que enlaza la CM-220 con la CM-2109 hasta la localidad conquense de Arguisuelas y que atraviesa Monteagudo de las Salinas.
El Gobierno regional ha actuado en el total de 14,7 kilómetros de longitud que integran esta carretera, que actúa de atajo en las comunicaciones entre el Sur y el Este de la provincia de Cuenca sin necesidad de desviarse hasta la capital. Se trata de un eje que conecta los tráficos procedentes de Albacete y otros puntos del Sur y Sureste de la comunidad autónoma e incluso de Valencia con El Nordeste de Cuenca hacia Aragón por la N-420, carretera estatal cuya conversión en autovía ha reclamado formalmente el Gobierno regional al Ministerio de Fomento como prolongación de la A-40, proveniente de Cuenca, hasta la capital turolense.
Según ha explicado la consejera de Fomento, Elena de la Cruz, el Gobierno que preside Emiliano García-Page ha invertido desde su toma de posesión un total de 16,2 millones de euros en siete actuaciones en Cuenca y tiene previstas actuaciones en esta provincia por valor de otros 9,1 millones a lo largo de este ejercicio. Este tipo de actuaciones “son muy necesarias para el medio rural y las zonas despobladas y solucionan muchos problemas a los ciudadanos”, ha indica la consejera. “Esta es la senda en la que quiere que trabajemos el presidente de Castilla-La Mancha”.

Con un tráfico diario compuesto en un 40 % por camiones, la carretera recién renovada ha permanecido en obras nueve meses, durante los cuales se ha realizado un refuerzo integral del firme, que presentaba una degradación generalizada con numerosos cuarteos, baches, grietas, fisuras y roderas favorecidas por el ingente tráfico pesado que soporta diariamente. La vía también ha cambiado su denominación, ya que sube de categoría dentro del III Plan de Carreteras y se incorpora a la red comarcal de la Junta de Comunidades debido a su interés estratégico enlazando otras dos carreteras de la red regional.
La sección de la calzada está formada por dos carriles de circulación, uno por sentido, de 3,5 metros de anchura cada uno con arcenes variables de 0,7 metros y bermas exteriores de 1 metro de anchura. Cuenta en su recorrido con un subtramo que amplifica su capacidad mediante un tercer carril de vehículos lentos para facilitar las maniobras de adelantamiento. También se ha actuado en los accesos a las dos localidades a las que da servicio: Monteagudo de las Salinas y Arguisuelas.