jueves, 20 de octubre de 2016

Graja de Campalbo y Huerta del Marquesado, en el centro de la disputa política provincial

OJOS DE MOYA | Socialistas y Populares se enzarzan en un cruce de acusaciones tras la adjudicación de ayudas desde el Plan de Instalaciones Municipales
El portavoz del Grupo Socialista en la Diputación de Cuenca, Joaquín González Mena, ha lamentado que el presidente de la institución provincial, Benjamín Prieto, “no dé la cara” y se escude en los funcionarios para “intentar ocultar su pésima gestión”.

Así, ha afirmado que “siempre hemos alabado la profesionalidad de los trabajadores de esta casa, como ellos bien saben y está reflejado en todas las actas”.
El problema viene del “criterio político y partidista que luego implanta Prieto, intentando convertir la Diputación en su cortijo particular”. Por ello, insiste en el “sectarismo” que impregna siempre en sus planteamientos, “discriminando a muchos municipios únicamente por su color político”.
Como ejemplo pone las cantidades que se han consignado en cada caso en la resolución del Plan de Instalaciones Municipales, pese a que el diputado Javier Parrilla diga que son los propios Ayuntamientos los que proponen la cantidad a subvencionar.
Y es que, “mientras que Graja de Campalbo (gobernado por el PP) pidió 57.120 euros y se le han concedido un total de 67.320 euros, Huerta del Marquesado (con Alcaldía del PSOE) solicitó 78.000 euros y la propuesta que le dan es de 53.213 euros”.
Es decir, que “por mucho que diga Parrilla”, a un ayuntamiento del PP le van a dar 10.200 euros más de lo que pidió, mientras que a uno del PSOE proponen darle casi 25.000 euros menos de lo que solicitó.
González Mena pide así a Prieto y a sus diputados que “dejen de echar balones fuera y se pongan a trabajar de una vez por todos los municipios de esta provincia en igualdad de condiciones”.