viernes, 18 de noviembre de 2016

La Serranía Baja exporta sabores y goles

OJOS DE MOYA | El futbolista Iago Aspas y el chef Luis Mariano Soriano, llevan los hilos generacionales de Salvacañete por España
En tierra despoblada, donde por pura matemática demográfica, se pudiera entender que escasee el genio, el orgullo patrio se agarra, sino a los hijos, a los nietos, a los herederos y descendientes que en el hilo de las generaciones llevan algo del polvo seco del Marquesado de Moya.

Esta semana surgían dos noticias desde el municipio de Salvacañete que mira con orgullo como los hijos, y los hijos de los hijos, van llevando el nombre de la comarca, aunque sea en "segundas nupcias", por tierras patrias e internacionales.
Es el caso del futbolista Iago Aspas, jugador del Celta de Vigo que este martes debutaba y triunfaba con la selección española en Wembley metiendo un soberbio gol. Iago tiene raíces salvacañeteras; aunque él nació en Moaña, adonde su padre Urbe Aspas Martínez emigró y donde montó un taller mecánico junto a su hermano Héctor Aspas. La madre de Iago es María Jesús Juncal, gallega, y todos los años se dejan ver, ella y su marido por las fiestas de septiembre en Salvacañete.
"Iago también venía al pueblo de pequeño", comenta Mariano López Marín, Cronista Oficial de Salvacañete. "Tiene otro hermano futbolista que juega en el equipo del C.D.Guijuelo, en Salamanca, que además se ha clasificado para los dieciseisavos de final de la Copa del Rey y el próximo 30 de noviembre jugará contra el Atlético de Madrid".
Pero como "no solo de goles vive el hombre", sino que es menester sentarse a una buena mesa, también estos días, junto al éxito de Aspas, destaca el del chef Luis Mariano Soriano, del restaurante Hermanos Soriano, también en Salvacañete, que estos días está triunfando en ala localidad madrileña de Humanes con sus platos, donde lleva tiempo dando clases de gastronomía.
Sabores y saberes de la Serranía Baja. Sin duda.