viernes, 20 de enero de 2017

"Es una nieve buena"

OJOS DE MOYA | Las máquinas quitanieves han ido despejando a lo largo del día las carreteras comarcales
El temporal de nieve ha afectado esta mañana a la provincia de Cuenca, sobre todo a la comarca de la Manchuela, en el sudeste, y zonas de la Mancha o la Serranía Baja, y en toda la provincia excepto la capital se han cancelado las clases en previsión del riesgo importante que existía de nevadas.

Durante la mañana ha habido problemas de circulación en el sudeste de la provincia y algunas vías como la N-420 desde Fuentes, a las afueras de la capital, hasta Salvacañete, cerca del límite con Teruel, donde ha sido necesario circular con cadenas.
La alcaldesa de Cañete, Sagrario Ibáñez, ha explicado a Efe que la carretera se ha limpiado por la mañana y que estaba transitable, aunque a mediodía ha comenzado a nevar, de nuevo, de forma más intensa.
"Es una nieve buena", ha dicho la alcaldesa, que ha reconocido que esperaban con ansiedad que comenzase a nevar porque, pese a los problemas puntuales que pueda provocar, significa agua durante el resto del año.
Ha añadido que "los niños lo están disfrutando mucho, porque entre la nieve y que no tienen clase, lo están pasando muy bien".
Cañete, con 800 habitantes, es la población más grande de la Serranía Baja y del trazado oriental de la N-420 en Cuenca.