viernes, 3 de febrero de 2017

La Diputación retira su aportación al segundo Plan de Empleo

OJOS DE MOYA | El ente provincial justifica la decisión "por la gestión unilateral y excluyente de la Junta de Comunidades"
La Diputación Provincial de Cuenca ha decidido retirar su aportación económica al segundo Plan Extraordinario de Empleo ante la "gestión unilateral y excluyente" ejercida desde un principio por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, no haciendo partícipe a la institución provincial en el desarrollo y ejecución del mismo, tan solo a la hora de aportar los cerca de 2 millones de euros, que han supuesto casi la mitad de la inversión en nuestra provincia.

Y así lo ha puesto de manifiesto la diputada de Asistencia Técnica al Municipio y presidenta del Patronato de Desarrollo Provincial, Paloma García Casado, durante la segunda reunión de la Comisión de Seguimiento convocada este martes en Toledo por la Consejería de Economía, Empresas y Empleo en torno a la nueva convocatoria de este plan.
Y es que desde la puesta en marcha del primer Plan de Empleo a principios del pasado año, tan solo se ha convocado una vez dicha comisión de seguimiento, que fue en el mes de febrero en el Palacio Provincial, y desde entonces la nula información sobre el desarrollo y los resultados de este programa han sido la tónica habitual, dilatando, incluso, la respuesta a varias peticiones de información. Una actitud oscurantista del Gobierno regional en esta cuestión, que ha apartado completamente a la Diputación de la gestión y seguimiento de la ejecución del plan.
Unilateralidad y exclusión que ha tenido su último episodio en la publicación el pasado viernes en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) de la convocatoria del segundo Plan de Empleo, en el que se contempla una adenda con un incremento de casi 150.000 euros en la aportación de la Diputación conquense hasta alcanzar los 2,1 millones de euros, sin que la institución provincial hubiera dado su visto bueno.
Una adenda de la que se informó a la Diputación en una reunión a finales de diciembre y donde ya se dejó clara su reticencia a costear ese incremento junto al Fondo Social Europeo, sin que la Junta de Comunidades asumiera nada con fondos propios. No en vano, no hay que olvidar que el Gobierno autonómico contribuye a este Plan de Empleo con fondos europeos, procedentes del Fondo Social Europeo (FSE), destinados exclusivamente a esta finalidad. Algo que desde la Diputación conquense no se considera lógico, máxime cuando, precisamente, ha sido la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha quien ha abanderado este plan como suyo desde el principio.
A estas circunstancias se suma la falta de corresponsabilidad del Ejecutivo castellano-manchego para con la Diputación en materia de formación y empleo y, más concretamente, en lo relativo a los talleres de empleo. En cada una de las convocatorias de 2016 y 2017 la institución conquense presentó siete solicitudes, recibiendo el visto bueno en cada una de un solo taller de empleo: uno de técnicas de pastoreo en 2016 desarrollado en Gascueña y otro este mismo año 2017 para el yacimiento de la Villa Romana de Noheda.
Apuesta por la provincia
A pesar todo, la Diputación continúa trabajando por el desarrollo de esta provincia, emprendiendo acciones de gobierno encaminadas a la creación de riqueza, empleo y oportunidades. Es por ello que se mantiene firme en su apuesta por la recuperación del patrimonio tanto como una forma de creación de empleo, con la ejecución de las obras, como de generación de oportunidades de desarrollo incrementando el atractivo turístico de nuestros recursos e impulsando a la provincia como destino de primer orden. A ello, de hecho, se va a destinar este año una inversión superior a 1,3 millones de euros, procedente de fondos propios, a lo que se sumará, si el Gobierno regional da su visto bueno a la tramitación correspondiente, la convocatoria de ayudas a la rehabilitación del patrimonio con una inversión de 4,9 millones de euros, de la que el 80 por ciento es financiada con fondos del Programa Operativo FEDER 2014/2020 y el 20% restante por la Diputación conquense, una vez más con fondos propios.
Paralelamente, en el presupuesto de este año se han introducido una serie de programas novedosos que tienen por objeto la misma finalidad y que no son otros que el Plan de Mejora de Accesos a Lugares Turísticos (330.000 euros), el Plan de Rehabilitación de Antiguas Estaciones de Ferrocarril (inicialmente con 170.000 euros) y el Programa de Adquisición de Mobiliario urbano (232.000 euros). Iniciativas que se suman a las ya existentes como es el Plan de Obras y Servicios (8,9 millones de euros), el convenio para la rehabilitación de edificios religiosos (350.000 euros) o el convenio con el Ministerio del Interior para la recuperación de casas-cuartel de la Guardia Civil (100.000 euros).
Ejemplos éstos que demuestran que la Diputación conquense es partidaria de la colaboración entre instituciones en busca del bien de nuestros ciudadanos; algo que, por cierto, ha vuelto a demostrar esta misma semana con el visto bueno a la aportación de 4,5 millones de euros al Plan de Mejora de Caminos Rurales de Castilla-La Mancha, que ha propuesto el Gobierno regional para los próximos tres años.
Lo que no es de recibo para esta Diputación es que se cuente con ella solo para aportar la financiación y después se le deje a un lado a la hora de ejecutar la iniciativa conjunta, como ha sido el caso del Plan Extraordinario de Empleo de Castilla-La Mancha.