martes, 18 de abril de 2017

Indignación vecinal por la presencia de restos humanos en un terraplén de la Villa de Moya

OJOS DE MOYA | Los restos pertenecen al cementerio de la antigua iglesia de San Miguel, depositados allí tras las obras de ampliación
Estupefacción e indignación. Ese es el sentimiento que se ha apoderado de algunos vecinos de la comarca tras hacerse públicas las fotografías del terraplén junto a la Iglesia de San Miguel en la histórica Villa de Moya, actual cementerio, en la que se pueden ver la presencia de restos óseos, huesos y hasta calaveras humanas.

Una situación que ha provocado una ola de indignación entre los vecinos y visitantes del lugar que no entienden "una falta de respeto de tal calibre".
Según ha podido saber esta revista, este invierno, durante el pasado mes de febrero, se llevaron a cabo los trabajos de construcción de nuevos nichos en dicho cementerio, sacando tierra, escombros y entre todos ellos, restos humanos que no fueron a la fosa común (como es habitual en este tipo de casos y más en sepulturas antiguas) sino que fueron a parar al terraplén que existe tras el Campo Santo.
Cabe destacar que, tras la denuncia llevada a cabo por algunas personas vía redes sociales, este mismo lunes se han llevado a cabo tareas "someras de limpieza" en el lugar, haciendo desaparecer los restos más grandes y evidentes (columna, brazos, calaveras...) pero dejando sobre el terreno multitud de pequeños restos.
Según testigos presenciales "si se excavan apenas cinco centímetros vuelven a aparecer más huesos".
"No se trata solo del respeto a los difuntos, que ya es de por sí algo básico, sino que es lamentable que vengan turistas a visitar la Villa de Moya y se encuentre con calaveras".