miércoles, 24 de mayo de 2017

La Diputación convoca las ayudas para el mantenimiento del comercio tradicional en los municipios rurales

OJOS DE MOYA | En 2016 se concedieron subvenciones a 137 establecimientos de 87 localidades de la provincia, con importes que oscilaron entre los 638 y los 930 euros
La Diputación Provincial de Cuenca es consciente de la relevancia que tiene el comercio tradicional en los pequeños municipios de nuestra provincia como herramienta eficaz para el autoempleo y la fijación de población en el medio rural. 

De ahí que, a través del Patronato de Desarrollo Provincial, mantenga su apuesta por este sector y un año más haya convocado el programa de ayudas al mantenimiento de la estructura comercial básica en pequeños municipios, que ha publicado este miércoles en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y que cuenta con un presupuesto de 120.000 euros.
Una convocatoria que en el ejercicio 2016 ya contó con este mismo presupuesto y conllevó la concesión de subvenciones a un total de 137 establecimientos de 87 localidades de la provincia, con importes que oscilaron entre los 638 y los 930 euros.
La presidenta del Patronato de Desarrollo Provincial, Paloma García Casado, ha resaltado la buena respuesta que viene registrando este programa de ayudas desde su nacimiento debido a que permite que los ciudadanos de nuestros pueblos más pequeños puedan disfrutar de unos servicios mínimos diariamente, contribuyendo, además, a que no abandonen los municipios y se establezcan de manera permanente en ellos.
En la convocatoria del presente ejercicio se pueden acoger a estas ayudas, en régimen de concurrencia competitiva, los trabajadores autónomos que desarrollen las actividades de comercio tradicional con despacho directo al público o la de bar. En concreto, se pueden beneficiar de esta convocatoria establecimientos comerciales tradicionales, que van desde comercios menores de pan, pasteles, confitería y lácteos hasta comercios al por menor de cualquier clase de productos alimenticios y de bebidas con vendedor o autoservicio, pasando por cafeterías y bares.
Estos establecimientos deben de cumplir una serie de requisitos mínimos para poder tener acceso a estas subvenciones, entre los que se encuentra el hecho de que la actividad comercial se desarrolle con despacho abierto al público al menos 8 horas diarias en horario comercial de mañana y tarde, entre las 10 y las 22 horas, y durante cinco días a la semana.
Pero eso no es todo, porque los beneficiarios tienen la obligación de mantener la actividad al menos durante los cinco años siguientes a la recepción de la ayuda, salvo causa de fuerza mayor, jubilación o invalidez del titular. Ayuda cuyo importe máximo se eleva a la cantidad equivalente a la cuota mínima establecida dentro del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).
Los interesados tienen un plazo de dos meses a contar desde este jueves, 25 de mayo, para presentar la correspondiente solicitud en el Registro del Patronato de Desarrollo Provincial, situado en Camino del Terminillo, km. 3 o en los Registros de documentos del Ayuntamiento correspondiente al municipio donde se ejerce la actividad comercial.