jueves, 15 de junio de 2017

El sureste peninsular solicita un trasvase urgente desde el embalse de Alarcón

OJOS DE MOYA | El Círculo del Agua -que agrupa a los regantes de Alicante, Murcia y Almería- pide al Ministerio autorización para trasvasar 50 hectómetros de agua a las tres provincias
La latente sequía ha hecho saltar las alarmas de los regantes del Sureste Peninsular, que suman ya varias reuniones consecutivas para intentar paliar el daño económico que puede suponer la falta de agua para miles de hectáreas en los próximos meses.

Tanto es así que los equipos jurídicos y los técnicos están agudizando el ingenio para proponer al Ministerio de Agricultora que autorice nuevos trasvases.
El Círculo del Agua -que agrupa a los regantes de Alicante, Murcia y Almería- ha hecho una petición a la ministra del ramo, Isabel García Tejerina, para que su departamento autorice el trasvase hasta las tres provincias de 50 hectómetros de agua embalsada del Pantano de Alarcón (Cuenca). Se trata de la misma cantidad que los embalses de Tous y Bellús, de la cuenca del Júcar, deben desembalsar por ley y tirar al mar como previsión de grandes avenidas por lluvias durante el próximo otoño.
Fernando Rubio, el representante de Almería en el encuentro y presidente de la Junta Central de Usuarios del Valle del Almanzora que integra 24.000 hectáreas, explica que “se trata de una cesión de derechos entre cuencas hidrográficas que no plantea problema, pero la ministra se muestra ahora muy reticente a nuevos trasvases, según nos reconoció el pasado jueves”.
Añade Rubio que “parece que hay miedo a las cesiones de derechos de agua en el Júcar y sin embargo lo practica con el Tajo, parece que lo que hay son cautelas políticas entre comunidades y los agricultores salimos perjudicados”.
Se trata, el Tous y el Bellús, de dos embalses que regulan las avenidas en la cuenca del Júcar, lo cual hace que tengan que estar preparados a partir de septiembre en previsión de que se produzca una gota fría. Esto significa que tienen que vaciarse. En lugar de que el agua vaya al mar, los regantes proponen que una parte se derive al Segura para regar Murcia y Almería.
Rubio habla también de pérdidas de mercado por el déficit hídrico, “hemos creado una agroindustria en el Levante y el Almanzora, de la que salen casi 1.000 camiones diarios hasta Europa, pero necesitamos asegurar el agua y pedimos utilizar la que se está tirando al mar. Ante la frialdad de la ministra ante la propuesta, los regantes han enviado una carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para que cumpla con sus promesas electorales con los cultivos del Sureste.
Rubio ha criticado que “la ministra se ha negado a hablar de trasvases para el Levante, “lo que está acabando con nuestras esperanzas”.
En la misma dirección se ha pronunciado el presidente de la Mesa por el Agua de Almería, José Antonio Fernández, señalando que “no se está gestionando bien el agua para Almería y Murcia, como se demuestra en estos encuentros”.
El Gobierno aprobó el pasado viernes una serie de medidas contra la sequía, como la exención del canon del Trasvase Tajo-Segura durante 2017 y 2018, que a los regantes se les antoja insuficiente.