viernes, 28 de julio de 2017

Cañete se viste de gala con motivo de su XIX Alvarada Medielva

OJOS DE MOYA | La Feria se desarrollará del 29 de julio al 6 de agosto con los moriscos como eje central de este año
La localidad conquense de Cañete ultima en estos días los preparativos para la celebración de la XIX edición de La Alvarada, una de las fiestas medievales más importantes de la zona, considerada Fiesta de Interés Turístico Regional desde 2014, que destaca por su singularidad y por su programación cargada con numerosos actos de carácter lúdico y cultural. Un evento que pretende visibilizar el enorme legado histórico, cultural y patrimonial con el que cuenta esta pequeña villa de la Serranía Baja.

La Alvarada nació en el año 1999 de la mano de Miguel Romero Saiz, hoy Cronista Oficial de la ciudad de Cuenca, y de un voluntarioso grupo de cañeteros, dirigidos por Azucena Lanza, Agente de Desarrollo Local, con el ánimo de remembrar la figura del nacido en Cañete don Álvaro de Luna, quien llegaría a ser Condestable de Castilla en tiempos de Juan II, así como la importancia de esta villa serrana durante el período medieval. Hoy es ya una fiesta consolidada y, sin duda, uno de los eventos lúdico-culturales de mayor atractivo e interés turístico de cuantos se celebran en toda Castilla-La Mancha.
En estos días, los vecinos de Cañete se esfuerzan, de manera voluntariosa, por embellecer su municipio, haciendo que todas sus calles se llenen de banderolas y estandartes, y que muchas de las fachadas luzcan decoradas con toda clase de elementos tradicionales y medievales. A ello ayuda la celebración del Concurso de Embellecimiento de Fachadas y Balcones, que este año cumple ya su sexta edición. Todo ello con el ánimo de acoger a los miles de visitantes que recorrerán las calles de Cañete durante estos días, y permitir que su población pueda garantizar una completa inmersión al medievo, a la época de los Hurtado de Mendoza, la de las ‘Cantigas de Santa María’ o la del propio don Álvaro de Luna.
El tema de los moriscos, eje central de la fiesta
El eje central escogido para esta nueva edición de La Alvarada gira en torno a la figura de los moriscos. De este modo, La Alvarada trasciende los límites temporales de la Edad Media para abordar el que fue uno de los últimos coletazos de la conquista del viejo reino musulmán de Granada. Obligados al bautizo de manera forzosa en 1502, los últimos moros del sur peninsular se vieron obligados a mantener una conflictiva convivencia con los cristianos. 
La Rebelión de las Alpujarras —también conocida como Segunda Guerra de Granada—, acaecida entre los años 1568 y 1571 como respuesta a la Pragmática Sanción, supuso la dispersión de los moriscos por las tierras interiores de Castilla, siendo asentadas varias familias moriscas, procedentes algunas de la Alpujarra Almeriense —si nos atenemos a sus apellidos—, en las localidades de Cañete y Moya, según consta en un censo realizado en el año 1589. El cronista Miguel Romero Saiz ha estudiado bien estos hechos y el impacto de la dispersión de los moriscos por nuestra región en varias de sus obras, y su conferencia ‘Los moriscos en Castilla-La Mancha’ será, sin duda, uno de los actos más esperados de esta nueva Alvarada, dada la relevancia del autor, la buena acogida que siempre suscita su presencia en esta localidad, y el valor de los estudios que ha dedicado a Cañete y su tierra.
Durante el Ciclo de Conferencias que se llevará a cabo a lo largo de la semana que viene, la cuestión morisca será también abordada por otro especialista en la materia como es Enrique Pérez Cañamares, antropólogo y Doctor en Historia, que ejerce en la actualidad como Director del Centro de Estudios Moriscos del Mediterráneo (CEMM). Por otro lado, el dúo de música tradicional manchega la Cuadrilla de Dos, formado por el iniestense Javier Cuéllar y por José Javier Tejada, realizarán un concierto basado en ‘El cancionero morisco’. Danzas moriscas se verán también en la tarde del viernes, día 4 de agosto, en la Plaza Mayor de la villa, justo tras la representación teatral de Los Álvaros, que igualmente versará sobre los moriscos y su trasiego por tierras castellanas. Por su parte, el grupo de recreación histórica Conca, sustituirá en esta edición su tradicional ‘Vestir al caballero’ por un ‘Vestir al andalusí’, con ánimo de incidir en los aspectos que tienen que ver con la vestimenta y el armamento de los musulmanes de la Península en el siglo XIII, así como de hacer un guiño al propio hilo comunicador de la fiesta, centrado en los descendientes de estos. Finalmente, el tema de los moriscos será también objeto de una recreación teatral que evocará su conversión al cristianismo durante la celebración de la Santa Misa del domingo.      
El eje central de esta nueva Alvarada parece más que oportuno, dado que la arquitectura popular de Cañete ha conservado un pequeño rastro de la presencia morisca, concretamente en el barrio de San Bartolomé, junto a la entrada que conectaba la villa con el camino de Huélamo. Toda la población, en general, es un marco incomparable para reencontrarse con el pasado, y muy en particular con el medievo. El pueblo permanece todavía rodeado por espectaculares lienzos de muralla, algunos ocultos por el caserío, pero la mayor parte bien conservados. Quedan restos también de las tres entradas fortificadas que ya existían en tiempos medievales: la puerta de San Bartolomé, de naturaleza acodada; la de las Eras, conservando su gran arco de época califal, y la de La Virgen, de época románica. 
Aparte se conserva el postigo conocido como Puerta del Rey, en el tramo que une el pueblo con los restos del castillo que corona la cima de la colina a cuyos pies se asienta la villa. Y también un vano abierto en el muro sur, que abre paso a un estupendo paraje natural formado por la cascada que hacen el Tinte y los huertos aledaños, y que por sinécdoque es conocido por los lugareños como El Postigo. La iglesia parroquial de Santiago, expansión de la antigua capilla marquesal del palacio de los Hurtado de Mendoza; la Plaza Mayor porticada y la renacentista iglesia de San Julián; el Ayuntamiento de la localidad, de estilo herreriano, o la ermita de la Virgen de la Zarza hacen de Cañete uno de los conjuntos histórico-artísticos de mayor interés de toda la provincia de Cuenca. Un lugar sin duda más que adecuado para la celebración de un evento de ambientación medieval como es La Alvarada.
Presentación de la XIX edición de La Alvarada
Esta nueva edición de La Alvarada dará comienzo mañana sábado, con la presentación oficial, llevada a cabo por autoridades y miembros de la Comisión Organizadora, quienes desgranarán cada uno de los diferentes actos que tendrán lugar en Cañete desde esta fecha hasta el próximo 6 de agosto, cuando se celebre la jornada de clausura. Previamente a ello, Gustavo Villalba, poeta y presidente del Ateneo de Cuenca, llevará a cabo el pregón inaugural en la propia iglesia de San Julián. Hecha la presentación de actos, se procederá a realizar el fallo del Certamen de Novela Histórica ‘Álvaro de Luna’, con la tradicional apertura de la plica correspondiente a la obra seleccionada como ganadora. Cabe destacar que este certamen literario cumple con ésta su decimoquinta edición, siendo ya uno de los certámenes de relato histórico de mayor solera de cuantos se realizan en la provincia. Prueba de ello son los cuarenta trabajos presentados a concurso, de entre los cuales saldrá el ganador de este año.
La jornada inaugural es también muy especial para todos los cañeteros, ya que durante la misma se produce el acto de nombramiento de ‘Cañetero de Honor’, con el cual se homenajea a alguno de los vecinos de la localidad, destacado por sus méritos profesionales, su labor de promoción de la villa o su compromiso demostrado con esta localidad serrana. En ediciones anteriores Cañete ha homenajeado a conocidos periodistas, humoristas, escritores y otros ilustres oriundos de la villa, y este año la elegida será doña Angélica Gómez, decana y primera mujer en presidir el Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales y de Grado de Valencia (COGITI).
Mañana sábado quedarán también inauguradas, de manera oficial, sendas exposiciones que los cañeteros y visitantes podrán disfrutar hasta el próximo día 15 de agosto. La primera de ellas consta de sesenta fotografías sobre el icono patrimonial de los pueblos de la comarca Serranía de Cuenca, preparada por la Asociación Fotográfica Conquense (AFOCU) bajo el título ‘Cuenca, pueblo a pueblo’. La segunda es una maqueta que muestra la ‘Recuperación de la fortaleza de Cañete’, proyecto de la carrera de Arquitectura de Brenda García. Por otro lado, los aficionados a la Feria de la Tapa, tendrán que esperar algo más que otros años, ya que ésta no se iniciará hasta el próximo día 1 de agosto. Durante tres jornadas, quienes lo deseen podrán disfrutar de la riquísima gastronomía local gracias a las tapas de inspiración medieval que este año han preparado los mejores locales de restauración de la localidad, como el restaurante La Muralla, el bar Los Arcos o la Hostería de Cañete.
Los actos más esperados de La Alvarada —la cena medieval, el torneo con Legend o el concierto del grupo musical Mar del Norte, entre otros muchos— tendrán lugar a partir de la tarde del próximo viernes día 4 de agosto, durante el llamado ‘fin de semana mayor’ de La Alvarada. Hasta esa fecha y a lo largo de toda la semana, se realizarán también numerosas actividades, tanto lúdicas como culturales. El domingo 30 de julio tendrá lugar el IV Concierto de la Amistad, celebrado en la Plaza Mayor de Cañete, con la actuación de la banda de música Ilusión Musical de la Serranía. El lunes, 31 de julio, dará comienzo el tradicional Ciclo de Conferencias, que cada tarde, en la iglesia de San Julián, acercará a los cañeteros, tal y como se ha indicado, al tema de los moriscos y a otras cuestiones de relieve relacionadas con Cañete, su tradición histórica y la Edad Media en general. El día 1 de agosto dará comienzo también el Ciclo de Cine Épico, una de las actividades más tradicionales de La Alvarada, que permite a los cañeteros disfrutar cada año, al aire libre, de algunos de los filmes clásicos del cine histórico y fantástico de ambientación medieval. El mismo viernes día 4, por la mañana, tendrá lugar el acto de presentación de libros en la propia iglesia de San Julián, durante la cual los poetas Héctor Lidón y Félix Martínez tendrán oportunidad de presentar sus últimas obras. El montaje del mercado medieval y del campamento recreacionista a lo largo de esa misma jornada servirá como preludio de un fin de semana que una vez más se antoja espectacular, y que sin duda logrará sumergir en el medievo a cañeteros y visitantes.

,