miércoles, 5 de julio de 2017

Ecologistas en Acción alertan de la proliferación de granjas porcinas en la provincia

OJOS DE MOYA | Son ya más de una docena las localidades conquenses en las que se quieren instalar este tipo de granjas, desde Tarancón hasta Mira
Ecologistas en Acción ha alertado sobre la proliferación de granjas porcinas en la provincia de Cuenca, vinculadas a la ampliación de la cárnica Incarlopsa, en Tarancón, que puede suponer un peligro medioambiental ante la contaminación de acuíferos que suponen estas explotaciones.

Después de que el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) publicase el lunes la autorización ambiental para una nueva explotación de 7.200 cerdos entre los términos municipales de Pozorrubielos de la Mancha y Villanueva de la Jara, Ecologistas ha afirmado que son ya más de una docena las localidades conquenses en las que se quieren instalar este tipo de granjas, desde Tarancón hasta Mira.
En declaraciones a Efe, el agricultor en Jábaga y miembro de Ecologistas en Acción Daniel González, que coordina la campaña contra el porcino intensivo en Cuenca, ha resaltado que la puesta en marcha hace unos días del nuevo matadero de Incarlopsa en Tarancón "hace que necesiten más cantidad de carne para su producción" y ha recordado que hace un año el Gobierno regional sacó una línea de ayudas que impulsa la creación de este tipo de explotaciones.
González ha defendido que, en este tipo de explotaciones, los purines acaban contaminando la tierra y las aguas subterráneas, y pueden llegar a contaminar al agua de consumo humano porque "no hay un control adecuado".
Ha manifestado que se han reunido ya con el director provincial de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, pero no han conseguido llegar a una solución y, por ello, desde la organización están contactando con vecinos para presentar alegaciones y movilizarse en distintas localidades.
En concreto, en Torrejoncillo del Rey se están recogiendo firmas a través de Change.org para evitar la instalación de una granja porcina de casi 2.000 animales a pocos metros del principal recurso turístico de la localidad, las minas de Lapis Especularis.
Asimismo, ha lamentado que este problema con las granjas intensivas de cerdos ha causado la sobreexplotación del suelo en comunidades como Aragón o Cataluña "donde el suelo sobrepasó el límite de nitratos, se tienen que abastecer en pueblos con cisternas, y ahora el problema se está trasladando a Castilla-La Mancha, a las provincias de Cuenca, Guadalajara y Albacete".