miércoles, 12 de julio de 2017

Medio Ambiente declara la emergencia cinegética en la comarca por los daños que causan ciervos y gamos

OJOS DE MOYA | Se tomarán "medidas excepcionales" para poder ejercer un control efectivo de las poblaciones de estas especie /
Entre los términos municipales afectados figuran los de Cardenete, Arguisuelas, Reíllo, Carboneras del Guadazaón, Cañada del Hoyo, Pajarón, Pajaroncillo, Valdemorillo de la Sierra, Valdemoro-Sierra, Campillos-Sierra y Cañete
El Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), consultado por Efe, publica la resolución de la Dirección Provincial de Agricultura de la Junta en Cuenca, que entrará en vigor mañana y podrá quedar suspendida en su conjunto o en parte de los términos municipales incluidos en la comarca de emergencia cinegética temporal, previa resolución, en el momento en el que se constatase que han desaparecido las causas que han motivado su declaración.

En cualquier caso, la declaración de la comarca de emergencia cinegética temporal acabará cuando finalice la temporada cinegética 2017-2018, es decir, hasta el 31 de marzo de 2018.
Esta declaración de comarca de emergencia cinegética se produce después de que, en las últimas temporadas cinegéticas, se ha observado un incremento en los daños a los cultivos agrícolas en ciertas zonas de la provincia de Cuenca, causados por ciervos y gamos, por lo que se ha considerado conveniente el estudio de medidas excepcionales para poder ejercer un control efectivo de las poblaciones de estas especies.
Los municipios que quedan dentro de la comarca de emergencia cinegética se dividen en dos zonas, una de ellas situada en las comarcas de Campichuelo y Alcarria, que incluye Fresneda de la Sierra, Castillejo de la Sierra, Arcos de la Sierra, La Frontera, Sotorribas, Zarzuela, Portilla, Villalba de la Sierra, Mariana, Torralba, Bascuñana de San Pedro, Villar de Domingo García, Villas de la Ventosa, Villar y Velasco, Fuentenava de Jábaga y Cuenca (anejo de Tondos).
La segunda zona de emergencia cinegética comprende la Serranía Media y Baja e incluye los términos municipales de Palomera, Cuenca (anejos de La Melgosa y Mohorte), Arcas del Villar, Fuentes, Olmeda del Rey, Monteagudo de las Salinas, Solera de Gabaldón, Barchín del Hoyo, Gabaldón y Almodóvar del Pinar.
También abarca los términos municipales de Campillo de Altobuey, Paracuellos de la Vega, Yémeda, Cardenete, Arguisuelas, Reíllo, Carboneras del Guadazaón, Cañada del Hoyo, La Cierva, Pajarón, Pajaroncillo, Valdemorillo de la Sierra, Valdemoro-Sierra, Campillos Sierra y Cañete.
El control se llevará a cabo mediante la realización de aguardos/esperas nocturnas en periodo de veda en las zonas afectadas y con carácter general, por cuestiones de seguridad, se establece un máximo de 1 cazador al día por cada 10 hectáreas de parcelas con daños, mientras que en el caso de cotos de caza, el número máximo de cazadores por día estará en función de su superficie.
Los cazadores que intervengan en los aguardos habrán de estar en posesión de la documentación legal ordinaria que se exige para el ejercicio de la caza mayor.