martes, 15 de agosto de 2017

Los vecinos de Santa Cruz de Moya pintan el puente del Turia para la Vuelta Ciclista a España

OJOS DE MOYA | Se trata de uno de los parajes más bellos de la provincia de Cuenca, línea fronteriza con Valencia



Los vecinos de Santa Cruz de Moya han pintado el puente sobre el río Turia de color verde. A iniciativa de este ayuntamiento conquense, los jóvenes del pueblo se han afanado en dejar bonita esta infraestructura de cara al paso de la séptima etapa de la Vuelta Ciclista a España que pasará por allí, procedente de la localidad valenciana de Lliria y con destino Cuenca, el próximo 25 de agosto. 

Así lo ha contado en ‘Hoy por Hoy Cuenca’ el alcalde santacrucero, Virgilio Antón.
El puente sobre el río Turia está ubicado en la carretera CM-9221 que se adentra desde las tierras de la Serranía Baja de Cuenca en la Comunidad Valenciana camino de Chelva
La infraestructura, que se construyó en la década de los 50 del siglo XX, “tiene una longitud de cien metros y una altura de otros cien”, según ha explicado del alcalde Virgilio Antón. Aquí el terreno es agreste. Este puente cruza un barranco angosto en un paraje espectacular. La estampa de este lugar es muy conocida entre los paisajes de Cuenca y su imagen sirvió de promoción hace unos años en una serie de carteles editados por la Diputación Provincial de Cuenca.
Construido en hierro y hormigón, el puente dio salida a esta zona de Cuenca hacia Valencia evitando a los vecinos tener que bajar hasta el río para cruzar por rudimentarias pasarelas a las que se llegaba por caminos retorcidos. “Cuando se hizo no había la maquinaria que tenemos hoy en día y es asombroso cómo se pudo hacer. Sabemos que trabajó mucha gente del pueblo y no hubo ningún accidente. Le tememos mucho afecto”, explica Antón.
Llega la Vuelta
La idea de pintar el puente rondaba ya desde hace años en Santa Cruz de Moya y por fin, “usando como excusa de que viene la Vuelta Ciclista a España, nos hemos animado”, dice el alcalde. Tras recibir el permiso de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, al tratarse de una infraestructura en una carretera de gestión autonómica, las labores de pintado se han llevado a cabo en los primeros días de agosto. 
“Además, nos ha donado la pintura la empresa Pinturas Montó de Valencia, porque una de sus gerentes es de aquí del pueblo”, apunta Antón, que estima en más de cien kilos la pintura que se ha usado “solo para pintar la barandilla, arriesgarnos con el resto de la superficie del puente era ya muy temerario”. El trabajo lo ha realizado un grupo de voluntarios formado por jóvenes de la localidad.
De momento el puente de Santa Cruz de Moya sobre el río Turia luce ya un color verde intenso que podrá ser contemplado por los espectadores de la Vuelta cuando la séptima etapa de esta edición 2017 pase por aquí.