miércoles, 27 de septiembre de 2017

"Las farmacias son verdaderos agentes sanitarios en el mundo rural"

OJOS DE MOYA | El delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Tomás Godoy, ha expresado su agradecimiento al Colegio de Farmacéuticos de Cuenca por la organización de diferentes actividades de información y de divulgación coincidiendo con el Día Mundial del Farmacéutico
El delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Tomás Godoy, ha expresado este lunes su agradecimiento al Colegio de Farmacéuticos de Cuenca por la organización de diferentes actividades de información y de divulgación coincidiendo con el Día Mundial del Farmacéutico y  ha expresado el compromiso y el reconocimiento del Gobierno de Castilla-La Mancha con este colectivo ya que, según ha dicho, “las farmacias no son sólo dispensadoras de medicamentos sino que son verdaderos agentes sanitarios, principalmente en el ámbito rural”.

Por su parte, la vicepresidenta del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cuenca, Luz Moya, ha agradecido la presencia de los representantes institucionales en esta Jornada de puertas abiertas que se ha organizado coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Farmacéutico. Las actividades se ha estructurado organizando diferentes acciones formativas y ofreciendo servicios profesionales a los conquenses en distintas casetas que se han instalado en la plaza de La Hispanidad de la capital, como puede ser la toma de tensión arterial, análisis capilares, faciales, revisiones del botiquín, etc.
Por su parte, la directora provincial de Sanidad, María Luz Fernández, ha explicado que en la provincia de Cuenca existen un total de 176 farmacias, de las cuales 28 están abiertas en la capital y el resto son rurales, y ha añadido que  desde el Gobierno regional, a través de la Consejería de Sanidad, se ha establecido lo que se denomina “Índice corrector del margen de dispensación” para ayudar a la viabilidad económica de las oficinas de farmacia de los núcleos rurales más pequeños.
En este sentido, ha explicado que este indicador ha permitido que en el último año 46 oficinas de farmacia de la provincia de Cuenca hayan podido beneficiarse de estas ayudas que han superado los 160.000 euros y que  dependen de la facturación de cada oficina.
“Sabemos que no es mucho para el gran trabajo que desarrollan en el medio rural, pero se trata de una ayuda para que puedan subsistir y seguir prestando atención en núcleos de población en los que son una verdadera referencia sanitaria para sus vecinos”, ha señalado.
Asimismo, ha agradecido la colaboración que está prestando este colectivo al Gobierno de Castilla-La Mancha para la dispensación de receta electrónica a ciudadanos de otras comunidades autónomas, ya que desde el 1 de julio pueden dispensar medicación prescrita en otras ocho regiones: Canarias, Extremadura, Navarra, Comunidad Valenciana, Galicia, Aragón, La Rioja y Castilla y León, sin necesidad de que el ciudadano presente la receta en papel.
El principal objetivo de este programa es que los pacientes puedan moverse por todo el territorio nacional y obtener sus medicamentos prescritos en cualquier farmacia del país, independientemente de en cuál de ellas hayan sido recetadas.
En este sentido, la directora provincial de Sanidad ha destacado que Cuenca es hasta el momento la provincia que más dispensaciones ha realizado con 23.850 registradas, del total de 46.000 dispensaciones de receta electrónica a ciudadanos de otras comunidades que se han contabilizado entre los meses de julio y agosto.