sábado, 16 de septiembre de 2017

Medio Ambiente aprueba la creación de un aeródromo de vuelo deportivo ligero en Aliaguilla

OJOS DE MOYA | La infraestructura, tras la aprobación de impacto medioambiental, se situará en la Loma de la Fuente del Sapo
La Secretaría de Estado de Medio Ambiente ha dado el visto bueno al informe de la declaración ambiental para la construcción de un aeródromo en el término municipal de Aliaguilla, uno de los grandes proyectos en cuanto a infraestructura se refiere que en estos momentos se está desarrollando en la Serranía Baja de Cuenca.

Concretamente, se está evaluando la creación de esta pista de aterrizaje, a instancias de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea por petición de Delfín García Hernández (trámites iniciados en el año 2012) en el paraje conocido como Loma de la Fuente del Sapo, a unos 1.700 metros al sureste de Aliaguilla.
El proyecto consiste en la construcción y puesta en uso de un aeródromo de uso restringido, para la práctica del vuelo deportivo de ultraligeros y de aeronaves livianas (VLA) que puedan operar en pistas de pequeña longitud. Con este fin, se ha diseñado un aeródromo que cumple con las especificaciones de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), que consta de una pista de zahorra compactada de una longitud de 309 m y una anchura de 18 m (superficie total: 5.562 m2), a la que se accede a través de una calle de rodaje de 10 m de ancho y 30 m de largo desde una plataforma de estacionamiento de aeronaves de 1.904 m2 de superficie.
Además, se contempla la construcción de un pequeño hangar de estructura metálica con una superficie de 375 m2 (15 × 25 m).
El aeródromo dispondrá de dos accesos, uno a la altura del P.K. 11+000, en la margen derecha de la CUV-5009, dirección Garaballa, a través de un camino en buen estado por el que se recorren 2.325 m. hasta acceder al aeródromo, y otro a la altura del P.K. 12+900, en la margen derecha de la CUV-5009, dirección Garaballa, a través de un camino en buen estado por el que se recorren 480 m. hasta acceder al aeródromo. Ambas rutas comparten los últimos 200 m del trazado.
El promotor indica que se tiene prevista la instalación de servicios sanitarios, el cual llevará asociado un pequeño aljibe o depósito de agua, y de un sistema de depuración compacto, tramitándose con la Confederación Hidrográfica del Júcar las preceptivas autorizaciones.
Durante el periodo de explotación del aeródromo se tiene previsto una frecuencia máxima de uso de 1 viaje de ocio semanal del orden de unos 150 km.
El proyecto cuenta con un plan de recuperación de la zona y recoge las acciones, de desmantelamiento y gestión de residuos, necesarias en caso de abandono o desmantelamiento de la infraestructura. LEER DECLARACIÓN AMBIENTAL COMPLETA