miércoles, 4 de octubre de 2017

Fallece en Bolivia Jesús Auñón, sacerdote jesuita oriundo de Cardenete

OJOS DE MOYA | Ha fallecido en La Paz a la edad de 91 años tras más de medio siglo de servicio vocacional
El pasado viernes 29 de septiembre fallecía en La Paz (Bolivia), el sacerdote jesuita Jesús Auñón Torrijos, nacido en Cardenete el 13 de febrero de 1926. El entierro se celebró en esa misma ciudad el pasado sábado.

Hijo de Nicolás y Julia, Auñón era oriundo de este municipio de la Serranía Baja. Su infancia y juventud estuvo marcada por las limitaciones de la guerra civil. Por ello la familia se trasladó a un pueblito de Alicante. Terminada la guerra ingresa a un instituto de nivel secundario donde tomó contacto con un jesuita quién le motivó al servicio para los demás, visitas a las cárceles, etc., y… surgió la vocación a la Compañía de Jesús.
Ingresó en el Noviciado de Veruela el 14 de Agosto de 1944 y es destinado a Bolivia en 1953 donde realiza su Magisterio en el Colegio del Sagrado Corazón de Sucre, donde funda la Congregación Mariana y luego fundó en La Paz la Congregación Mariana Universitaria en 1962 acompañándola hasta 1971.
Los estudios de teología los realiza en Bogotá (1956 a 1959) donde es ordenado sacerdote el 3 de Diciembre de 1958. Su larga vida en Bolivia se centra en el Colegio San Calixto de La Paz donde inicia su docencia en 1962, en 1963 es nombrado Prefecto del colegio, desde 1978 ejerce de Director de Estudios y desde 1984 fue Director del Ciclo Medio.
Mantuvo una muy cercana relación con padres de familia, exalumnos y alumnos que consolidó como profesor y espiritual de la familia calixtina y por lo que se le reconoce como un maestro espiritual para todos y todas quienes han acudido a su consejo. Gran trayectoria de ayuda espiritual a matrimonios y familias, con especial interés por las personas de menores recursos económicos.
Durante su permanencia en La Paz ha mantenido contacto y servicio con la iglesia local siendo Asesor de Cursillos de Cristiandad (1970), Miembro del Consejo Presbiteral, Asistente Eclesiástico Departamental de la CVX, y acompañó por muchos años con constante atención pastoral la Parroquia del Calvario cercana a San Calixto.
Era talentoso aficionado al mundo taurino y en cuanto al fútbol siempre muy al corriente de los partidos y resultados de las diferentes Ligas españolas, capellán del equipo The Strongest, y censor de películas para el cine San Calixto y Municipio.
Como servicio a la comunidad jesuita ejerció como ministro del Noviciado de Cochabamba (1959-1960, superior de la Residencia Copacabana en La Paz de 1989 a 1994 y superior de la Residencia San Calixto de 1994 hasta el 2000 y como Ministro de la misma de 2007 a 2008.

Descanse en paz.