jueves, 26 de octubre de 2017

Piden que el Consejo Consultivo dictamine contra vestigios franquistas en la región

OJOS DE MOYA | El abogado Eduardo Ranz ha dirigido un escrito a este órgano en el que solicita la aplicación de la Ley de Memoria Histórica en 69 localidades | En el caso de la Serranía Baja, se han registrado solicitudes en los municipios de Reíllo y Tejadillos


Continúa el objetivo del abogado Eduardo Ranz de eliminar todo tipo de simbología, honores y vestigios franquistas de los pueblos de Castilla-La Mancha. Tras su  ofensiva judicial contra decenas de ayuntamientos de la región, a los que dirigió derechos de petición solicitando el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, ahora ha elevado una nueva petición a todos los consejos consultivos autonómicos, incluido el de esta comunidad autónoma, para que elabore un dictamen sobre la “exaltación” de la Guerra Civil Española en un total de 69 municipios. En todo el país, son 350. Castilla-La Mancha es la segunda región con más vestigios de este tipo después de Castilla y León. | elDIARIO.es |

En su escrito, al que ha tenido acceso eldiarioclm.es, el abogado informa a este órgano de que además de calles y avenidas con nombres franquistas, la problemática se extiende a los “honores y distinciones” de ministros de la dictadura, nombres de pueblos dedicados a Franco y a generales golpistas, así como “enterramientos de genocidas” en iglesias y basílicas.

El objetivo es buscar la implicación del órgano consultivo autonómico en una “versión democratizada” de calles y municipios que actualmente incumplen la Ley de Memoria Histórica. Para ello, apunta un precedente en el País Vasco, cuando en 2011 se procedió a la elaboración de un catálogo de escudos, insignias, placas u objetos que suponían la exaltación personal o colectiva de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura. Por ahora, afirma, es la única comunidad autónoma por la que se pueda afirmar que no existe simbología de exaltación en el territorio, y con ello se ha dado pleno cumplimiento al artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica.

En su escrito al Consejo Consultivo de Castilla-La Mancha, Eduardo Ranz recuerda que cada uno de los ayuntamientos ya ha sido requerido previamente y por escrito para proceder a la “resignificación” de sus calles, sus monumentos o su nombre “conforme a la legalidad vigente”.

Al texto se incorpora el listado de pueblos sobre los que se solicita dictamen al Consejo Consultivo, así como los incumplimientos de la ley que se mantienen en cada uno de ellos, entre calles, avenidas, honores, nombre del pueblo o símbolos, como sucede en la catedral de Cuenca o en la iglesia de Buendía.

En el caso de la provincia de Cuenca, aparte de la capital, y concretamente en la Serranía Baja, se han registrado solicitudes en los municipios Reillo y Tejadillos.