jueves, 21 de diciembre de 2017

Castilla-La Mancha tendrá un invierno cálido con temperaturas más altas de lo normal, según la Aemet


OJOS DE MOYA | Los meses de enero a noviembre de 2017 han sido en su conjunto los más cálidos desde hace 52 años
El invierno, que comienza este jueves a las 19.28 horas, será en Castilla-La Mancha probablemente más "cálido" de lo normal, sólo por detrás de los de 1978 y 1981, así como con temperaturas más altas, según los datos aportados por la responsable de la delegación en la región de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Paloma Castro, que ha explicado que los meses de enero a noviembre de 2017 han sido en su conjunto los más cálidos desde hace 52 años.


En rueda de prensa, Castro ha informado de que en Castilla-La Mancha habrá una anomalía mensual cálida de entre 1 y 3 grados, un mes de enero en el que no se aprecian diferencias significativas. En el mes de febrero se dará una anomalía de entre 0 y 3 grados con algún tipo de precipitación de nivel débil y en marzo una anomalía de entre 1 y 3 grados con la posibilidad de que haya alguna precipitación. La delegada de Aemet en la región ha avanzado que este lunes, día 25, habrá un frente frío en Castilla-La Mancha, en el que se esperan precipitaciones que lleguen a alcanzar los 30 milímetros en algunas zonas de la región hasta el día 28.

A preguntas de los medios, Castro ha destacado que el próximo mes de enero debería ser un mes en el que "tendría que llover y mucho".

Resumen del año

De otro lado, ha realizado un resumen de las temperaturas alcanzadas durante el otoño en la región, destacando que han sido superiores a las normales, muy cálidas y con anomalías superiores a 1 grado en la mayoría de los observatorios.

El mes de septiembre fue cálido en toda Castilla-La Mancha, el mes de octubre fue extremadamente cálido en Toledo, Ciudad Real y Cuenca, siendo el mes de octubre más cálido de la serie de datos, y por último noviembre ha sido normal en Toledo, Ciudad Real y Albacete, cálido en Cuenca y frío en Molina de Aragón (Guadalajara). Respecto a las temperaturas más elevadas, Castro ha destacado las que se registraron en Villarrobledo (Albacete) con 38,4 grados el 6 de septiembre, y las temperaturas más bajas de noviembre, el día 27 en Molina de Aragón (Guadalajara).

En cuanto al mes de diciembre, ha destacado que en Toledo ha sido frío, debido a las bajas temperaturas mínimas registradas, de las que destacan los -12,5 grados en Molina de Aragón (Guadalajara) el día 6.

Precipitaciones

La responsable de Aemet en Castilla-La Mancha también ha hecho un balance de las precipitaciones durante el otoño, destacando que este ha sido muy seco en la región, añadiendo que ha sido "extremadamente seco" en Cuenca y Molina de Aragón (Guadalajara).

Ha destacado que las precipitaciones registradas en la primera quincena de diciembre han sido más altas que las de los meses precedentes, resaltando las registradas en la ciclogénesis explosiva "ANA", donde se registraron el día 11 las precipitaciones más altas. Estas fueron los 38,3 litros por metro cúbico en Viso del Marqués (Ciudad Real), los 34,5 litros por metro cúbico en Cañizares (Cuenca) y los 32 litros por metro cúbico registrados en San Pablo de los Montes (Toledo).

Como resultado, en lo que va de mes de diciembre las precipitaciones acumuladas para el conjunto del territorio están próximas al valor normal del conjunto del territorio nacional. Castro se ha referido a lo que ha dejado 'Ana' a su paso, afirmando que este frente "ha mejorado la cuenca del Tajo", que aún está en "niveles muy bajos", añadiendo que las cuencas de los ríos Júcar y Segura "siguen muy mal".