viernes, 5 de enero de 2018

La AEMET activa la alerta amarilla por nevadas para este sábado en la Serranía Baja

OJOS DE MOYA | La Diputación de Cuenca activa el Plan de Vialidad Invernal | Salvacañete, Tejadillos y Mira volverán a ser los centros de operación para las carreteras de la Serranía Baja
www.lolalovifotografico.es
Un total de 600 toneladas de sal y cuatro centros operativos, con un dispositivo especial de ocho camiones equipados con hoja quitanieves y esparcidor de fundentes, tres motoniveladoras, dos retroexcavadoras, tres vehículos todoterreno y otras tres furgonetas, son algunas de las cifras del dispositivo permanente del Plan de Vialidad Invernal que tiene preparado la Diputación de Cuenca desde mediados del pasado mes de noviembre con el fin de garantizar la circulación en los 1.560 kilómetros de carreteras de su competencia de la Red Viaria Provincial ante posibles condiciones climatológicas adversas, como nevadas o heladas.

Situación que previsiblemente se va a producir este fin de semana en La Serranía conquense, donde la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha activado la alerta amarilla por nevadas de hasta 8 centímetros de espesor, desde las 00.00 horas del sábado y hasta las 8.00 horas del domingo, según ha informado la Institución provincial.
Con Cuenca como emplazamiento del centro principal de operaciones y las localidades de Mota del Cuervo, Motilla del Palancar y Salvacañete como bases de los tres centros secundarios restantes, se ha diseñado un dispositivo especial, que se ha complementado con medios mecánicos -retroexcavadoras con hoja quitanieves y esparcidores de sal- y acopio de fundentes en más de una veintena de municipios de la provincia, entre los que se encuentran Priego, Valdeolivas, Vindel, Sotos, Tejadillos, Paracuellos de la Vega, Mira, Minglanilla, Sisante, Valverde de Júcar o Rubielos Altos.
Y es que este dispositivo invernal se ha diseñado teniendo en cuenta la orografía de la provincia y estableciendo una zona de riesgo de nevadas intensas a partir de una cota de 1.000 metros de altura. Situación en la que se encuentra el 33% del territorio de la provincia; es decir, un total de 56 de los 238 municipios.
En virtud de estos criterios, se ha dividido la geografía provincial en cuatro zonas: una de riesgo muy alto de nevadas y heladas, enclavado en la zona noreste, que comprende La Serranía Alta; otra de riesgo alto, fijada en La Serranía Baja; una tercera de riesgo muy bajo, en el sur de la provincia; y la última de riesgo bajo en el oeste de la provincia.