domingo, 28 de enero de 2018

Ocho municipios de la comarca se adhieren al convenio ORVe para acceder al Registro Electrónico Común

OJOS DE MOYA | Junto a otras 115 localidades, la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas ha fomentado la adhesión La Huérguina, Tejadillos, Zafrilla, Mira, Arguisuelas, Pajaroncillo, Santa Cruz de Moya y Valdemorillo de la Sierra
Un total de 125 entidades locales de Castilla-La Mancha se han adherido durante 2017 al convenio suscrito entre la Administración General del Estado y la Junta de Comunidades para poder utilizar la aplicación Oficina de Registro Virtual de Entidades (ORVE) como mecanismo de acceso al Registro Electrónico Común y al Sistema de Interconexión de Registros.

Con la incorporación de estas 125 a lo largo del año pasado, ya son un total de 287 entidades locales castellano-manchegas las que se han sumado a este convenio desde que fue firmado en 2014 por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y la Junta de Comunidades.
Desde la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas se ha fomentado la incorporación de los ayuntamientos a este convenio como un medio para avanzar en la administración electrónica. Así, mientras que durante 2016 se adhirieron un total de 47 entidades locales, el año pasado esta cifra aumentó hasta las 125.
Por su parte, de la provincia de Cuenca se adhirieron 30 entidades locales, entre la que destacan algunas de la Serranía Baja, como La Huérguina, Tejadillos, Zafrilla, Mira, Arguisuelas, Pajaroncillo, Santa Cruz de Moya y Valdemorillo de la Sierra.
ORVE, un convenio para avanzar en la administración electrónica
La Oficina de Registro Virtual de Entidades (ORVE) es un servicio de administración electrónica, que permite digitalizar el papel que presenta el ciudadano en las oficinas de registro y enviarlo electrónicamente al destino, al instante e independientemente de la ubicación geográfica o nivel de la administración competente. Este envío se anota en el Registro Electrónico Común (REC) con plena validez jurídica y se transmite al destino a través del Sistema de Interconexión de Registros (SIR).
La documentación en papel se devuelve al ciudadano y no se custodia, archiva ni reenvía, ya que únicamente se reenvía la imagen de los documentos. Esto supone eliminar el papel de las oficinas de registro y atención al ciudadano, que son la puerta de entrada a la administración.
Por tanto, este servicio supone un ahorro para la administración, tanto para la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, como para las entidades locales firmantes del convenio, en correo, valija y manipulación de papel. Además, el uso de la aplicación ORVE es gratuito para las administraciones. También se aumenta en eficiencia y supone un avance en la administración sin papeles, uno de los objetivos del Gobierno regional.

Para los ciudadanos esta aplicación igualmente supone una ventaja ya que les evita desplazamientos innecesarios y les permite un ahorro en papel, además de que pueden consultar el estado y la ubicación del registro enviado en todo momento.