martes, 27 de febrero de 2018

Ecologistas alertan de gravedad que mejillón cebra esté en el embalse de Alarcón


OJOS DE MOYA | Podría expandir la especie al Segura y al litoral este de Andalucía a través del trasvase Tajo-Segura
El grupo Ecologistas en Acción (EA) ha advertido este lunes que es de "extrema gravedad" que el mejillón cebra haya llegado al embalse de Alarcón (Cuenca), pues no solo retiene aguas del Júcar sino que regula el trasvase Tajo-Segura, lo que podría expandir la especie al Segura y al litoral este de Andalucía.

En una nota de prensa, el grupo ecologista ha demandado al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) y a la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha que se pongan en marcha medidas "para evitar que el mejillón cebra se expanda al resto del Júcar y por el trasvase Tajo-Segura".
La asociación conservacionista ha señalado que el embalse de Alarcón no solo retiene y da salida al agua del Júcar, sino que además es lugar de interconexión del trasvase Tajo-Segura "por lo que sus aguas llegan a la cuenca del Segura y a las del litoral este de Andalucía".
Asimismo, EA ha señalado que los informes técnicos disponibles apuntan a que probablemente el mejillón cebra ha llegado al embalse de Alarcón por la introducción en sus aguas del siluro, un pez declarado especie exótica invasora en el catálogo nacional y que, por su gran tamaño, concita el interés de determinados pescadores.
Por ello ha demandado a las administraciones central y autonómica que tomen medidas urgentes "para frenar las introducciones de peces exóticos con fines de pesca deportiva".
Según los ecologistas, "todo apunta a que el traslado de ejemplares de siluro y su pesca desde embarcaciones ha sido el vector de la introducción del mejillón cebra en el embalse".
Al respecto, han explicado que "las larvas del mejillón pueden transportarse fácil e inadvertidamente en el agua de los tanques que portan los siluros o adheridas o en el agua de lastre de embarcaciones, así como en las artes de pesca empleadas para la captura de la especie".
También han recordado que la estrategia nacional para la erradicación del mejillón cebra editada por Mapama "ya alertaba de esta forma de propagación asociada a las malas prácticas en la pesca deportiva del siluro y de otras especies de peces exóticos".
El impacto que provoca la presencia de estas dos especies es muy alto, ya que "alteran el ecosistema desplazando a las especies autóctonas, compitiendo por el alimento disponible en el medio acuático", ha apuntado la asociación ecologista.
Y ha añadido que, en el caso del siluro, un depredador de gran tamaño, el daño es mayor "ya que se alimenta vorazmente de todo tipo de animales acuáticos, peces e incluso de aves y mamíferos".
Ante esta situación, Ecologistas en Acción pide que se investigue a fondo para conocer las circunstancias en las que se han producido las introducciones de siluro y de mejillón cebra en el embalse de Alarcón y sancionar a los culpables.
En este sentido, el grupo conservacionista ha asegurado que se ha sabido que hay fotografías de pescadores posando en el embalse de Alarcón con siluros en sus manos.
Igualmente ha solicitado que se intensifique "con todos los medios disponibles" el plan de choque "para evitar la propagación del mejillón cebra en las cuencas del Júcar, Segura y litorales del este de Andalucía".
EA ha reclamado también "que se mantenga una prohibición tajante y con la debida vigilancia sobre la suelta y la pesca de especies exóticas invasoras como el siluro, así como de las prácticas asociadas a la misma, como el cebado de las aguas para la pesca, el empleo de peces y cangrejos vivos o muertos como cebo y el empleo de embarcaciones de todo tipo".
Y ha abogado por que se confinen las embarcaciones que hay en el embalse de Alarcón para evitar la propagación del mejillón.