miércoles, 20 de junio de 2018

Moya modifica la ordenanza municipal para el encierro de reses bravas por el campo


OJOS DE MOYA | El Ayuntamiento ha aprobado la modificación de algunos puntos para mejorar la seguridad del evento
Fotografía : Raúl Turégano
El Ayuntamiento de Moya ha aprobado la modificación de la ordenanza para la celebración de espectáculos taurinos populares, en este caso, el encierro de reses bravas por el campo.

Concretamente se ha modificado el artículo referente a la zona de suelta, que queda redactado de la siguiente forma:
“La zona de suelta por la que discurrirá el encierro, se iniciará en la zona de corrales, paraje conocido como “Puente del Campo”, y a través de la zona de Suela por el Puente San Sebastián hacia la Puerta los Ojos llegar a la zona de finalización, donde se encontrará la Plaza de toros.
En el momento de la suelta de reses y de los cabestros sólo se permitirá en esta zona la presencia de los caballistas y miembros de la organización, que guardarán una distancia de seguridad adecuada, con respecto a los animales, con objeto de intervenir si fuera necesario para controlar a las reses durante su desplazamiento. Se contará al menos con un mínimo de seis caballistas que seguirán las instrucciones del Director de Lidia y que habrán de ser designadas por el Presidente del festejo.
Por parte de la organización de los festejos se tendrá, en todo momento, a disposición un mínimo de 10 vehículos con material necesario para cubrir cualquier incidente o eventualidad de las reses en el recorrido del encierro, con objeto de poder trasladar a los aficionados que pudieran resultar heridos.
En la última zona del recorrido, esta se acotará mediante elementos de madera y hierro de tal forma que se evite el riesgo de que las reses abandonen el itinerario previsto, además estas medidas se acompañarán de las siguientes:
-Corte durante el horario de la celebración de la suelta de esta zona indicada anteriormente a fin de evitar la penetración en la misma de personas o vehículos no autorizados.
-Indicación del lugar en que se habrá de ubicar el personal encargado, en su caso, de reconducir las reses hacia el itinerario previsto, así como de cualquier otro personal de la organización necesario para el buen desarrollo del festejo.
-La organización dispondrá de un número adecuado de voluntarios suficiente para ayudar a cualquier eventualidad.
-Prohibir el acceso a dicha zona de vehículos ajenos a la organización del festejo.
También se ha añadido el siguiente punto:
“7.5 - Duración del encierro: La duración del encierro será de 3 horas. Si transcurridas las 3 horas desde el inicio no se hubiese concluido el encierro, se actuará al igual que si las reses se salen de los límites de la zona de suelta.”
Se añade al art. 8 el siguiente párrafo:
“Si a pesar de los anteriores mecanismos de control exista riesgo de que las reses abandonen la zona de suelta, produzcan situaciones de especial riego o cuando la integridad física de las reses lo exige se hará uso de un servicio específico de control, como es un disparo adormecedor, para lo cual habrá un vehículo de seguridad el que habrá una persona con la preparación suficiente para este propósito.”