viernes, 27 de julio de 2018

Diputación otorga a Valdemorillo de la Sierra una “ayuda de emergencia” de 630 euros


OJOS DE MOYA | El municipio serrano utilizará la subvención para la reparación de una curva muy deteriorada del camino a Pajarón
La Diputación Provincial de Cuenca ya ha concedido a nueve municipios de la provincia los segundos 20.000 euros de la convocatoria de ayudas de emergencia, que cuenta con un presupuesto total cercano a los 100.000 euros y está dirigida a Ayuntamientos, Mancomunidades y EATIM de menos de 20.000 habitantes.

En concreto, en esta segunda fase, de las cinco contempladas inicialmente en esta convocatoria, se han incluido, tal y como se recoge en la edición de este viernes del Boletín Oficial de la Provincia (BOP), una subvención de 2.057 euros a Albaladejo del Cuende, otra de 2.138,73 a Sotorribas, una tercera de 1.993,42 a Pozorrubielos de la Mancha, una cuarta de 3.000 a Villarejo Periesteban, una quinta de 3.000 a Villar de la Encina, una sexta con la misma cantidad a Monteagudo de las Salinas, al igual que a Cervera del Llano, una octava de 629,28 a Valdemorillo de la Sierra y una novena de 568,70 a Barajas de Melo.
Unas ayudas que se destinarán a la reparación de daños en una infraestructura municipal de Albaladejo del Cuende, a la mejora y optimización del punto de limpio de Sotorribas, al arreglo del camino de Rubielos Bajos a Rubielos Altos, a la reparación de la circunvalación en Villarejo Periesteban de la carretera Palomares-Altarejos, a la pavimentación del camino de Villalgordo a Villar de la Encina, a la reparación en Valdemorillo de la Sierra de una curva muy deteriorada del camino a Pajarón, a la limpieza y retirada de tierras y lodos de la calzada del camino hacia la fábrica en Barajas de Melo al arreglo de varios caminos de Monteagudo de las Salinas y a la reparación de caminos en Cervera del Llano.
Obras incluidas en esta convocatoria de subvenciones en régimen de concurrencia competitiva que, según ha recordado el diputado de Fomento, Javier Parrilla, está destinada a cubrir parcialmente el coste de obras de reparación urgentes en infraestructuras, instalaciones o equipamientos municipales que tienen como objetivo enmendar un menoscabo producidos por causas fortuitas o accidentales, no previstas e imprevisibles y con carácter excepcional y suficientemente motivado, así como  de obras de emergencia con el fin de evitar perjuicios irreparables a la comunidad.
Indicar, asimismo, que en esta segunda fase de la convocatoria se han presentado un total de 28 solicitudes, de las que nueve han sido admitidas, siete desestimadas por diversos motivos y las doces restantes han quedado en lista de espera con el fin de ser incluidas, sin necesidad de volver a presentarlos a la tercera fase de admisión de proyectos, que concluye el 31 de agosto.
Y es que aún quedan por conceder algo más de 55.000 euros euros en tres fases más: una, la ya mencionada que ya tiene abierto el periodo de presentación de solicitudes y otras tres más que van del 1 septiembre al 31 de octubre y del 1 al 30 de noviembre.
Actuaciones a incluir en la convocatoria
Parrilla ha recordado, en esta línea, que las intervenciones a incluir en esta convocatoria son actuaciones de reparación en caminos, carreteras o vías públicas de titularidad municipal; en alumbrado público, sus infraestructuras y líneas eléctricas de titularidad municipal; en edificios de titularidad municipal afectos al servicio público, como ayuntamientos, centros sociales, centros culturales, instalaciones deportivas, etc.; en infraestructuras turísticas, recreativas o de ocio; y en zonas verdes de titularidad municipal, como parques, jardines y espacios verdes urbanos. En todos los casos, que se hayan visto dañadas o afectadas por causas sobrevenidas o imprevisibles, como fenómenos meteorológicos adversos, incendios, etc.
No obstante, Parrilla insiste en que no serán objeto de esta convocatoria la ejecución de obras completas que requieran de planificación, los gastos de mantenimiento ordinario o mantenimiento periódico de infraestructuras o instalaciones, consistentes en facturas mensuales de pequeñas reparaciones y explotación, ni el abono de facturas eléctricas, desinfectantes, limpiezas, etc.., así como los gastos de personal en las obras que se ejecuten por el personal de la Administración, sin olvidar desplazamientos, dietas o alojamiento.
Municipios más pequeños
En esta línea, el diputado de Fomento ha reincidido en el especial apoyo contemplado en esta convocatoria de ayudas para los municipios más pequeños. Y es que la cuantía de cada subvención, que, de manera general, no podrá superar los 3.000 euros y podrá oscilar entre un 30 y un máximo del 50 por ciento del coste de la inversión, dependerá directamente de la población del municipio. De tal manera que el máximo de financiación (50%) se reserva para aquellas localidades de hasta 600 habitantes, mientras que este porcentaje se reducirá al 30 para aquellos municipios de entre 601 y 20.000 habitantes.
Asimismo, se establece el máximo de una solicitud por núcleo población; eso sí, en caso de aquellos Ayuntamientos con varias pedanías podrá presentar una por cada uno de los núcleos, si bien, con carácter excepcional, cuando las inclemencias meteorológicas o por situaciones catastróficas adversas los daños producidos en las infraestructuras municipales que prestan servicios esenciales sean muy graves, se podrá conceder más de una subvención por municipio e, incluso, la cuantía máxima de la ayuda podría superar el límite de los 3.000 euros y alcanzar los 15.000.