lunes, 13 de agosto de 2018

Castilla-La Mancha eliminará el cupo de visitas a la Reserva Natural de las Hoces del Cabriel


OJOS DE MOYA | Además, pondrá en marcha dos nuevos itinerarios por el espacio natural que podrán realizarse a pie o en bicicleta
El Gobierno de Castilla-la Mancha pretende eliminar los cupos de acceso y ampliar la oferta de senderos en la Reserva Natural de las Hoces del Cabriel, en la provincia de Cuenca.

Lo recoge el  documento base publicado por la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural que se ha puesto a disposición de los ciudadanos para que puedan opinar sobre esta decisión y sobre los actuales usos públicos de la reserva. La participación pública estará abierta hasta el próximo 3 de noviembre y se pueden enviar consultas o sugerencias a la dirección de correo electrónico: agri-cu@jccm.es
La Junta cree que hay varios motivos “que aconsejan la modificación del uso público”. El 12 de junio de este 2018 se cumplieron 20 años desde la publicación de la Orden que regula el uso público en la reserva natural y “dado el tiempo transcurrido y los problemas de gestión sucedidos en los últimos años, que llevaron incluso al cierre del sendero (entre los años 2012 y 2014) procede revisar la normativa”.
Fue en 1998 cuando se implantó un sistema de cupos para la visita. Entonces se preveía una “alta afluencia de visitas” dado el carácter simbólico de la que fue primera reserva natural de Castilla-La Mancha. Sin embargo, dice la Consejería, “se ha observado que el número de visitantes ha permanecido estable en el tiempo, no alcanzándose el cupo durante la mayor parte del año y superándose únicamente en fechas muy concretas”. Solo se llega a las estimaciones iniciales en Semana Santa y algunos festivos y puentes.
Además, señala la Consejería, con la afluencia actual “no se observan en el sendero impactos negativos debidos a un exceso de visitantes, como podrían ser erosión, daños a la vegetación, proliferación de basuras, molestias a la fauna” y por lo tanto cree que “es posible dejar libre el acceso durante todo el año, sin perjuicio de realizar labores de control en los días de máxima afluencia”.
Otra de las razones del cambio en que existe una demanda por parte de los visitantes de senderos más largos dentro de la reserva natural, incluso para realizar en bicicleta. Se van a proponer dos nuevos itinerarios. Por un lado, el del  Camino de la Fonseca que discurre sobre el camino público homónimo desde el punto de acceso a los itinerarios hasta los túneles de los Cuchillos, con una longitud aproximada de 4,7 kilómetros.
Por otro, la  Ruta del Puntal de las Palomas que discurre desde el punto de acceso a los itinerarios hasta el Puntal de las Palomas y tiene una longitud aproximada de 3,5 kilómetros (de ida). Además, no se descarta señalizar otros itinerarios si se alcanzan los acuerdos necesarios con los propietarios de terrenos.
La Junta propone que estos recorridos se realizarán a pie o en bicicleta. Habría que dejar los vehículos a motor en el aparcamiento que se habilitará junto al punto de acceso a las rutas. Los itinerarios contarán con las balizas y señalización interpretativa necesaria para ser recorridos de forma autoguiada. También podrán realizarse en grupos acompañados por monitores ambientales (la Junta ya dispone de una amplia oferta gratuita en toda la región a través del programa ‘Vive tu Espacio’.
¿Cuáles serán las normas de visita?
El visitante observará en todo momento varias normas para asegurar el buen estado de conservación de los recursos naturales. Entre ellas, no  encender fuego ni fumar durante la realización de los itinerarios, no abandonar en ningún momento los caminos, señalizados o no, no abandonar ni enterrar ningún tipo de residuo en el medio natural, los itinerarios o el aparcamiento y llevarse consigo los residuos generados durante la visita para su correcta eliminación en un núcleo de población.
También se exigirá no recolectar o alterar especies de flora, rocas, minerales, fósiles, elementos geológicos o arqueológicos o cualquier otro elemento del medio natural, no realizar inscripciones o señales sobre la vegetación, el suelo o la roca, no dar muerte, dañar, molestar o inquietar intencionadamente a los animales silvestres ni utilizar aparatos de sonido o dispositivos acústicos que puedan alterar la tranquilidad de la fauna.
Además, y en  caso de llevar animales de compañía, éstos deberán ir en todo momento atados y/o controlados por sus dueños, no  acampar ni pernoctar en el interior de la reserva natural y no se podrán practicar actividades deportivas distintas del senderismo o el ciclismo, entre otras cosas.