martes, 23 de octubre de 2018

La comarca lleva a Madrid su reivindicación contra las macrogranjas


OJOS DE MOYA | La Fiesta de la Trashumancia se convierte en una gran movilización por una economía sostenible para el medio rural
La capital de España ha sido escenario este domingo de la Fiesta de la Trashumancia, una jornada para ensalzar los valores de la ganadería tradicional y que ha sido aprovechada por numerosas agrupaciones para dar visibilidad a la problemática que está surgiendo en los territorios rurales con la implantación masiva de macrogranjas, especialmente, del sector porcino.

Una movilización que ha llegado de las voces unidas de los habitantes de las zonas rurales de toda España para hacer un llamamiento a sus gobiernos autonómicos, a Pedro Sánchez y su gobierno, a Europa y a las conciencias de todos por un “desarrollo sostenible y un futuro limpio y sin contaminación”
“Han recorrido sus calles al son del júbilo de castañuelas”, explican desde la plataforma Salvemos la Serranía de Cuenca, presente en Madrid, “que guiadas por manos trabajadoras han marcado la voz de los pueblos de España, esa que dicen que se está despoblando o les interesa que así sea, una voz que se une a la tierra, una voz que clama contra la destrucción de su pasado, su presente y sus esperanzas para favorecer únicamente los intereses económicos de un sector monopolizado por cuatro empresas, el sector cárnico al que no le importa ni faltar a la verdad para lograr sus intereses, ni contaminar, ni menoscabar unas tierras hasta ahora llenas de salud y recursos naturales”
“Señor García-Page ya no puede negar lo evidente, escuche y atienda a su pueblo, a sus gentes aunque sean de pueblo, aunque no sean grandes empresarios que le prometen grandes beneficios económicos y políticos”
“Son las gentes sencillas de su tierra que aman su pasado y quieren un futuro digno, que no le prometen nada, excepto que van a luchar por su tierra, por la verdad, por la salud de sus ríos, de sus aguas, y que van a apoyar a quienes les den prueba de un desarrollo sostenible, de todos y para todos. El crecimiento es posible si protegemos nuestro entorno. Atienda a su corazón, a la llamada de la tierra que forma parte de sus recuerdos, parte de usted, no oiga sólo falsas promesas acompañadas de la destrucción de nuestros hábitats. Todos queremos una Región mejor”