miércoles, 17 de octubre de 2018

Medio Ambiente estudia las causas de la alta mortalidad de ciervos en la Serranía de Cuenca


OJOS DE MOYA | En algunas zonas la tasa supera el 70%
La Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural está analizando las causas que han podido provocar una mortalidad excepcionalmente elevada de cérvidos en la Serranía de Cuenca durante los últimos meses.

El fenómeno, tal como explica Voces de Cuenca, es de tal magnitud que la tasa de muertes puede superar el 70% en determinados cotos de la Serranía Alta. En principio, se descarta cualquier brote infeccioso o enfermedad como causa del problema y se considera que el motivo son las abundantes y tardías nevadas registradas en primavera, que dificultaron la movilidad y el acceso al alimento a los cérvidos. Ciervos y gamos parecen ser las especies más afectadas, y corzos en menor medida; y en especial hembras y crías.
El Jefe de Servicio de Montes y Espacios Naturales, José Antonio García Abarca, ha asegurado que "sí se constatado que ha habido un bajón de la población de cérvidos importante. En determinados cotos el porcentaje puede alcanzar el 70 o el 80% de las poblaciones. En la zona de La Serna, Huélamo, Sierra de Cuenca...donde más nieves han caído es donde se está comentando que el descenso de población es más notable. En otras zonas, la caída no ha sido tan drástica. En la Serranía Media se nota que ha habido descenso pero no tanto, como en el Campichuelo. Y en la Serranía Baja no ha habido".
Estas mismas fuentes han precisado que "estamos recogiendo y analizando los datos que nos aporta el sector cinegético, los agentes medioambientales y la gente que trabaja en el monte. Ahora estamos realizando inventarios para ver qué ha ocurrido en realidad. Lo que pensamos, en principio, es que puede estar relacionado con las nevadas tan tardías que tuvimos en el mes de abril. Sobre todo en la Serranía Alta hubo más de un metro de nieve y pudo provocar este fenómeno". García Abarca ha destacado que "hemos analizado muestras de ejemplares con nuestros veterinarios y no hemos visto que hubiera ninguna enfermedad especial asociada. Pensamos que la elevada mortalidad está relacionada con una gran nevada, muy tardía. Sí hemos comprobado que donde más ha nevado, el daño ha sido mayor". En este sentido, pone de relieve que "en las pruebas veterinarias que se han realizado con muestras de animales muertos no hemos visto ninguna patología o enfermedad relevante. Se ha visto que en algunas había basquilla pero en estos casos la causa es el debilitamiento previo que tienen. Sí hemos comprobado que algunos animales que han aparecido muertos estaban famélicos. Los animales tenía poca comida con una nevada muy tardía que provocó, además, que no se pudieran mover bien. Una cría de cierva o gama con un año muere seguro con una nevada de un metro porque no puede ni andar. Tenemos fotografías y vídeos de ejemplares débiles que no se podían ni mover por la nieve. Eso lo hemos visto".  | LEER NOTICIA COMPLETA |