miércoles, 3 de octubre de 2018

Serranía Celtibérica denuncia la despoblación en el Parlamento europeo


OJOS DE MOYA | El Instituto ha presentado su estudio al vicepresidente del Parlamento europeo Ramón Luis Valcárcel
España es el país con más superficie despoblada del sur de la Unión Europea al tener el 53% de su territorio con menos de 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado. El siguiente estado en el escalafón de bajas densidades es Portugal, con el 23% de su superficie por debajo de este índice. 

Los alarmantes datos figuran en el estudio realizado por el Instituto Serranía Celtibérica y se han plasmado en un mapa presentado el pasado 27 de septiembre al vicepresidente del Parlamento europeo Ramón Luis Valcarcel.
Tal como informa el diario Heraldo de Aragón, el vicepresidente popular se comprometió a organizar reuniones del Instituto en la Eurocámara para exponer las conclusiones del informe y que puedan ser tenidas en cuenta al diseñar el reparto de los fondos de cohesión europeos para el periodo 2021-2027, en los que, inicialmente, no figuran medidas contra la despoblación.
Los autores del estudio, Pilar y Francisco Burillo, han expuesto sus contenidos en la Diputación Provincial de Teruel (DPT). El análisis demográfico toma como demarcación geográfica el municipio, lo que ha dificultado el análisis en el contexto europeo por falta de información a escala local. Los dos investigadores abordan por separado las zonas “muy escasamente pobladas”, con menos de 8 habitantes por kilómetro cuadrado, y las despobladas, con entre 8 y 12,5 habitantes.
La principal área “muy escasamente poblada” española es la Serranía Celtibérica, que engloba a Teruel y gran parte de Zaragoza, además de territorios de Castilla-La Mancha, Castilla-La Vieja, La Rioja y la Comunidad Valenciana. Según han explicado, “la zona cero de las despoblación europea” es el Señorío de Molina, una comarca alcarreña contigua a Teruel con 2,6 habitantes por kilómetro cuadrado incluida también en Serranía Celtibérica. Francisco Burillo ha señalado que el 83% de Aragón tiene menos de 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado.
Francisco y Pilar Burillo han reivindicado la aplicación de medidas para fomentar el repunte demográfico como la mejora de las comunicaciones, la extensión de internet y, sobre todo, la aplicación de ventajas fiscales que podrían estimular la economía y el empleo en las áreas despobladas y frenar su declive demográfico.
Francisco Burillo, catedrático de la Universidad de Zaragoza, ha insistido en la urgencia de poner en marcha una Inversión Territorial Integrada (ITI) en la Serranía Celtibérica para facilitar su remontada poblacional.
El presidente de la DPT, Ramón Millán, ha considerado “curioso” que un político español como Ramón Luis Valcárcel desconociera el asfixiante problema de despoblación que sufre el interior peninsular y ha denunciado la ineficacia de “la mal llamada ITI” anunciada por la DGA en 2015 y que, a su juicio, no ha tenido ninguna operatividad.