martes, 9 de octubre de 2018

Un motivo para defender la tierra


OJOS DE MOYA | Rosa Novoa, vecina de Alcalá de la Vega, celebra su 100 cumpleaños
Que los pueblos tienen un aire especial, nadie lo duda. Quizás sea ese el privilegio que muchos se niega en esta vorágine de demotanasia (palabreja que han puesto de moda para hablar de la autodestrucción territorial que supone la despoblación). Quizás muchos se nieguen a vivir más y mejor.
Porque los pueblos tienen ese extra de balneario que hace bien a la salud y alarga la vida. Y cuando se habla de tal circunstancia, llegar a los 100 años, al siglo de existencia, es una noticia que merece más que un pie de página en las gacetas de anecdotarios.

Nos acercamos hoy hasta Alcalá de la Vega, pequeño municipio de la Serranía Baja conquense que ha celebrado el 100 cumpleaños de una de sus vecinas más queridas. Dª Rosa Novoa ha cumplido este fin de semana su centenario, y como bien dice su sobrino Niceto Hinarejos, “forma parte del patrimonio más especial y estimado del pueblo: sus hombres y mujeres”.
Dª Rosa Novoa es, seguramente, uno de esos motivos por los que hay que defender la tierra. La que da vida, salud y memoria.