miércoles, 5 de diciembre de 2018

Diputación acondiciona el camino de acceso a Las Chorreras desde Víllora con una inversión de 73.000 euros


OJOS DE MOYA | Las obras de acondicionamiento del camino de la Cruz de Maya han conllevado la pavimentación con triple riego asfáltico de los dos primeros kilómetros y mejoras sustanciales en el resto
El presidente de la Diputación de Cuenca, Benjamín Prieto, se ha desplazado recientemente hasta la localidad serrana de Víllora con el objeto de comprobar en persona el resultado final del acondicionamiento del camino de acceso a Las Chorreras, que ha conllevado una inversión de la institución provincial de unos 73.000 euros dentro del Plan de Rutas y Lugares Turísticos.

Prieto, que ha estado acompañado en su visita por el alcalde de la localidad serrana, José Ramón Ubiedo, ha mostrado su satisfacción por esta intervención que ha tildado de "relevante", puesto que no solo viene a mejorar el acceso a un recurso natural de la importancia de Las Chorreras reforzando así su atractivo turístico, sino que, además, contribuye a la dinamización de la economía local en torno a un sector con tanto potencial en la zona como es el turismo.
Algo en lo que ha coincidido el alcalde de Víllora, quien no ha dudado en agradecer a la Diputación su firme compromiso con los municipios de esta provincia buscando en todo momento poner en sus manos las herramientas adecuadas para diversificar el tejido empresarial y propiciar la generación de oportunidades de riqueza y empleo aprovechando los recursos existentes y, por lo tanto, poniendo las bases para el afianzamiento de la población en el territorio.
Las obras de acondicionamiento del camino de acceso a Las Chorreras, también conocido como de la Cruz de Maya, han conllevado la pavimentación con triple riego asfáltico de los dos primeros kilómetros desde la localidad, mientras que los cuatro restantes se han rematado con zahorra, a excepción del puente sobre el río Cabriel, que se ha ejecutado con hormigón.
El presidente de la Diputación no solo ha podido recorrer los seis kilómetros de este camino, sino también desplazarse hasta la Playeta de Víllora, una zona de baño donde el Consistorio serrano tiene intención de intervenir, complementando de esta manera el ya de por sí considerable atractivo turístico de este bello entorno natural.