viernes, 7 de diciembre de 2018

Los furtivos también buscan trufas en la Serranía de Cuenca


OJOS DE MOYA | Los Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha advierten de esta práctica y aseguran que ya se han puesto denuncias
Los furtivos también se interesan por las trufas silvestres. Ante el inicio de una nueva temporada de este hongo, los Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha advierten de esta práctica y aseguran que ya se han puesto denuncias en la Serranía de Cuenca.

Tal como informa Cadena Ser Cuenca, distintas áreas de esta comarca conquense son productoras de trufa silvestre, es decir, que los encinares tradicionales originan en sus raíces estos hongos. Muchos de estos montes son de utilidad pública y los ayuntamientos los sacan a subasta para su aprovechamiento. Los interesados consiguen su explotación, a través de licencias de aprovechamiento, por un periodo determinado a cambio de un canon. “Incluso en los montes que no han sido subastados, los titulares de los mismos siguen teniendo los derechos sobre la recolección de trufas para la que pueden establecer permisos o licencias”, explica Alfredo Poveda, portavoz de la Asociación de Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha. Estos profesionales han detectado ya “la presencia de buscadores de trufas furtivos, sin derechos en esos montes”, explica Poveda.
Buena campaña
La recolección de la trufa se sucede desde diciembre hasta marzo. Para este año se espera una buena campaña debido a las lluvias de primavera y otoño. Recolectores profesionales como José Alberto García, de Salvacañete, o Ismael Sanz, de Mariana, coinciden en que, “las lluvias excesivas pueden acabar pudriendo el hongo”.
La recolección de la trufa es una alternativa a la economía tradicional que se ha potenciado en los últimos años en la comarca de la Serranía de Cuenca.