lunes, 28 de enero de 2019

Castilla-La Mancha abre una nueva convocatoria de ayudas a la reestructuración del viñedo


OJOS DE MOYA | Los viticultores interesados tienen hasta el 28 de febrero para presentar toda la documentación requerida
El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha anunciado que este martes se publica en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) la nueva convocatoria de ayudas para la reestructuración y reconversión del viñedo de 2019 para su ejecución en 2020-2021, donde los agricultores contarán hasta el 28 de febrero para realizar las solicitudes.

Al igual que en convocatorias anteriores, se va a priorizar a aquellos que sigan apostando por la calidad diferenciada, a los jóvenes, a los proyectos de Titularidad Compartida así como a los agricultores de explotaciones prioritarias, agricultores a título personal (ATP) y agricultores profesionales.
Además, se incorporan novedades respecto a los criterios ya establecidos, englobadas dentro del Plan Estratégico del Sector Vitivinícola 2019-2023 elaborado por  la Consejería de Agricultura, estableciéndose como criterios de prioridad, además de los anteriores, ser titular una explotación vitícola ecológica; la inclusión con 7 puntos para aquellos agricultores que formen parte de alguna de las agrupaciones de productores, al mismo nivel que los integrantes de las EAPIR o el incremento de puntos, que pasa de 2 a 5, para aquellos beneficiarios que hayan destinado su producción a una de las nueve denominaciones de origen: Valdepeñas, La Mancha, Manchuela, Uclés, Ribera del Júcar, Méntrida, Mondéjar, Almansa y Jumilla.
Variedades con priorización
Se priorizarán, también, con un total de 10 puntos, a quienes destinen el 25 por ciento de la superficie a las variedades Chardonnay, Sauvignon blanc, Moscatel de grano menudo, Riesling, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah y Pinot Noir; mientras que se destinarán 7 puntos a los titulares que hayan llevado parte de su producción a una de las bodegas que haya recibido ayudas por promoción en terceros países o que hayan entregado parte de su producción a bodegas que hayan embotellado al menos el 51 por ciento del vino que elaboran.
En total, para cada una de las campañas de reestructuración se destinan 72,5 millones de euros del Programa de Apoyo al Sector del Vino para impulsar un sector “cada vez más competitivo y moderno”, ha indicado Martínez Arroyo, quien ha previsto que de esta cuantía nacional, a Castilla-La Mancha se le asigne aproximadamente la mitad.
Las ayudas de esta nueva convocatoria están dirigidas a los viticultores cuyos viñedos se destinen a la producción de uva de vinificación y se podrán presentar de forma individual (1 punto) o colectiva (50 puntos).
En caso de igualdad de puntuación, se priorizarán los proyectos con menor superficie admisible y, en caso de empate, se priorizarán en virtud de la fecha y hora de presentación de los mismos. Las ayudas la reestructuración y reconversión del viñedo suponen el 50 por ciento de la inversión del viticultor aplicable a todas las solicitudes y calculado sobre lo justificado con factura.
Nuevas excepciones que se unen a las ya recogidas
La superficie mínima de la parcela a reestructurar debe ser de 0,5 hectáreas, con salvedades contempladas ya en la convocatoria anterior donde se exceptuaba a los propietarios de pequeñas explotaciones, fundamentalmente en la provincia de Guadalajara y las demarcaciones de las comarcas agrarias de Cuenca, Landete y en los municipios de La Almarcha, Piqueras del Castillo, Valparaíso de Arriba, Cervera del Llano, La Hinojosa, Villares del Saz, Campillo de Altobuey, Casasimarro, Paracuellos de la Vega y los municipios toledanos de Castillo de Bayuela, Portillo de Toledo, Valmojado y Belvís de la Jara. Estas excepciones se incrementan en esta nueva orden añadiéndose, además, las localidades de Almodóvar del Campo, en la provincia de ciudad Real; Cabañas de Yepes, Noblejas, Almorox y Casarrubios del Monte, en Toledo y Villa de Ves en Albacete.
No podrán acogerse a estas ayudas las superficies que se hayan beneficiado de la ayuda a la reestructuración y reconversión de viñedo en las últimas diez campañas, salvo para el cambio de vaso a espaldera.
En cuanto a las variedades, en esta convocatoria de 2019, se incluyen las nuevas autorizadas en Castilla-La Mancha: Albillo Dorado; Marselan y Touriga Nacional.