viernes, 25 de enero de 2019

Siete detenidos en Cuenca en una operación contra la regularización ilegal


OJOS DE MOYA | Utilizaban a mujeres para hacerse pasar por esposas de ciudadanos indios | La Policía Nacional calcula que han sido 30 empadronamientos fraudulentos en Cuenca y Motilla del Palancar
La Policía Nacional ha desarticulado en Cuenca, con la detención de siete personas, una organización criminal que introducía a ciudadanos extranjeros asiáticos en el territorio nacional con el fin de regularizar su situación administrativa en España.

La organización contaba en la capital conquense con un ciudadano indio que actuaba como máximo responsable. También desarrollaba su actividad en el municipio de Motilla del Palancar, donde había captado a otro ciudadano indiopara llevar a cabo este tipo de actividades delictivas.
Según ha informado la Policía Nacional, la organización captaba a mujeres de la Unión Europea que se hacían pasar por esposas de ciudadanos asiáticos, para regularizar la situación de éstos. Además, también las utilizaba para crear empresas ficticias con el propósito de contratar fraudulentamente a las parejas de los ciudadanos indios que solicitaban la tarjeta temporal.
Se ha comprobado que unas 30 personas han sido empadronadas fraudulentamente tanto en Cuenca como en Motilla del Palancar por los integrantes de la organización. Ninguna de las personas empadronadas residía en el domicilio donde era empadronada.
El cabecilla del grupo criminal en Cuenca se aprovechaba de la precaria situación económica de los moradores de estos domicilios, a los que conoció en un matadero próximo a Cuenca. Les ofrecía cantidades de dinero para que aceptaran empadronar a las parejas de ciudadanos extranjeros en su vivienda. El responsable cobraba entre 12.000 y 15.000 euros por realizar todos los trámites.
La investigación ha puesto de relieve que la organización actuaba en diferentes puntos de la geografía nacional, como Alicante, Barcelona y Almería. Igualmente, la actividad delictiva se habría extendido a otros países de nuestro entorno, como Portugal.