viernes, 1 de febrero de 2019

Diputación creará el Instituto de Documentación sobre la Preservación del Patrimonio Histórico y Cultural


OJOS DE MOYA | Se ubicará en la Casa Curato, junto a la iglesia parroquial de San Pedro, en pleno Casco Histórico de la capital
FOTOGRAFÍA CEDIDA POR LUIS ESPARZA
La Diputación de Cuenca va a crear el Instituto de Documentación sobre la Preservación del Patrimonio Histórico y Cultural, que se ubicará en la Casa Curato, junto a la iglesia parroquial de San Pedro, en pleno Casco Histórico de la capital. Para ello, el Pleno de la institución provincial ha dado hoy el primer paso con la aprobación de una moción presentada por el Grupo Popular en este sentido, que, sin embargo, no ha contado con el respaldo de socialistas e Izquierda Unida, que han preferido abstenerse por considerar que el proyecto no estaba lo suficientemente fundamentado.

Una moción con la que la Diputación acuerda iniciar el correspondiente expediente para la creación de este recurso, que, según el presidente de la institución provincial, Benjamín Prieto, se sustenta en tres grandes pilares, como son la inexistencia de un instituto de estas características en el país, la colaboración y apoyo de la Asociación Nacional de Historiadores de Arte y el hecho de que se va a dar un uso excepcional a un edificio de la Diputación, como es la Casa Curato, que, sin duda, convertirá a Cuenca en referente en esta materia; todo ello, sin olvidar, tal y como ha subrayado, que esta iniciativa viene a complementar el firme compromiso demostrado por este equipo de Gobierno con la conservación y puesta en valor del patrimonio histórico-artístico como herramienta dinamizadora y diversificadora de nuestra economía, invirtiendo más de 20 millones de euros en más de ochenta intervenciones en los últimos ocho años.
Es por ello que en dicha moción se encomienda al Departamento de Cultura de la Diputación la instrucción del expediente, en coordinación con la Vicepresidencia económica, con el fin de emitir y recabar todos los informes que sean precisos, además de instar a la colaboración y apoyos de otras instituciones, como por ejemplo, el Ayuntamiento de Cuenca, el Consorcio Ciudad de Cuenca, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, la Universidad Regional, el Instituto nacional de Patrimonio Cultural, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y el Comité Española de Historia del Arte.
Y es que, según ha dado cuenta durante el Pleno el vicepresidente de la Diputación, Julián Huete, este instituto tendrá entre sus funciones y servicios el preservar la literatura escrita, documentos y material gráfico depositados bajo su custodia y ponerlo a disposición de investigadores, profesionales, estudiantes de doctorado que estén interesados en su consulta, el fomentar la investigación en la preservación del patrimonio en las diferentes áreas y especialidades, el facilitar y apoyar a los investigadores, gracias a la concentración de los fondos y su facilidad de acceso o la creación de un repositorio de expertos que puedan asesorar y realizar informes para las instituciones públicas o a los particulares sobre temas relacionados con la conservación del Patrimonio.
No en vano, inicialmente, se contempla que los fondos de este instituto sean bibliográficos y documentales (desde proyectos de restauración hasta planos y cartografías, pasando por proyectos de investigación), que se formen a partir de donaciones de libros y documentos de personas e instituciones, constituyendo una biblioteca y archivos especializados en la conservación de patrimonio cultural y la investigación en historia del arte y patrimonio artístico.
De hecho, entre sus servicios, se baraja la lectura en sala, la reproducción de documentos solo en casos excepcionales, la organización de actividades relacionadas, como exposiciones, conferencias, jornadas, congresos, etc. y ser el repositorio de los catálogos de obras del patrimonio cultural de Cuenca.