miércoles, 3 de abril de 2019

La Asociación Arnacheros de Narboneta proyecta la recuperación y puesta en valor del camino histórico hacia Tejeda


OJOS DE MOYA | La agrupación trabaja en la señalización de la histórica senda de peregrinación a Garaballa por las Hoces

El ayuntamiento de Narboneta ha iniciado el arreglo del camino de Las Hoces en el marco del convenio de arreglo de caminos rurales suscrito entre la Diputación Provincial de Cuenca y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.
Al mismo tiempo, la asociación Arnacheros ya está preparando los mojones que señalizarán el camino de peregrinaje a Garaballa por Las Hoces.

Una idea que, tal como detallan desde la propia asociación del municipio de la Serranía Baja, “surgió tras los trabajos de mantenimiento que hacemos como voluntarios del Camino de Santiago y así lo propusimos en la primera asamblea de socios que hicimos en Semana Santa del año pasado”
El proyecto tiene por objetivo señalizar el camino antiguo e histórico  que discurre por el término de Narboneta y que va a Garaballa y al Santuario de Tejeda por las Hoces. Se trata, a la postre, “de un reconocimiento a una tradición cultural y religiosa arraigada a nuestro pueblo como es la peregrinación a la Virgen de Tejeda y que usaban y usan actualmente las gentes de Víllora y Enguídanos desde siempre”
“Nuestra intención es colocarlos lo antes posible dentro del tramo de nuestro municipio y nos gustaría que el ayuntamiento de Garaballa siguiera con las señalizaciones hasta llegar cerca del Monasterio”
Así desde la agrupación adelantan que la intención es contactar con el Ayuntamiento de Garaballa “porque nos gustaría que ellos también señalizarán su tramo para ser continuación del nuestro”.
“Desde aquí también nos gustaría animar a los ayuntamientos de Enguídanos y de Víllora a que sigan nuestro ejemplo porque de este modo se conseguirá poner en valor los caminos antiguos de comunicación que han existido siempre pero que últimamente se están perdiendo y al mismo tiempo promocionar rutas y senderos de GR que servirá para dar a conocer nuestros paisajes y en miras futuras para un turismo de montaña aprovechando también el proyecto que ha planteado la Diputación de Cuenca con la estación de Enguídanos”.
Los trabajos no han sido continuos porque la mayoría de los asociados no residen habitualmente en el pueblo pero desde el mes de agosto dos de los asociados se encargaron de hacer los moldes.
“Ya casi los tenemos terminados a falta pintarlos y colocarlos”
Una iniciativa en la que los ‘arnacheros’ también quieren hacer partícipes a los más pequeños dándoles a conocer las costumbres y tradiciones como parte importante de nuestro Patrimonio, Cultura y que sea algo divertido y como recuerdo difícil de olvidar.
“Así, en la parte lateral de cada mojón que coloquemos también pintaremos (a modo de imprenta) la huella de la mano de los niños y niñas que quieran participar”
“Las señalizaciones las estamos pintado con estos colores: los mojones son de color blanco. Rojo y azul, como no puede ser de otra manera, la cruz trinitaria de la Virgen de Tejeda. Amarillo el escudo de Narboneta, y por último la flecha y las manos de los niños y niñas de color verde”
“Estamos convencidos que recuperar los caminos históricos también puede ser un aliciente para dinamizar la economía de la población   y es necesario aprovechar los recursos que nos ofrecen nuestros bellos paisajes y seguiremos trabajando para obtener nuestros objetivos principalmente”