domingo, 4 de agosto de 2019

Cañete vive el día grande de su Alvarada medieval


OJOS DE MOYA | La bloguera gastronómica Susana Pérez ha sido nombrada Comendadora Mayor de la fiesta
Ayer tarde se celebró en Cañete el gran acto institucional que cada año articula la jornada mayor de La Alvarada, en el que se recuerda y homenajea a la figura histórica de don Álvaro de Luna, y en el que se procede al nombramiento del Comendador Mayor de la fiesta.

Este año, la persona galardonada con tal honor ha sido la conocida bloguera Susana Pérez, una de las personas más influyentes de la red en nuestro país en el ámbito gastronómico, gracias a su conocido blog ‘Webos Fritos’. Antes de arrancar el acto, una multitud de recreacionistas y de personas vestidas a la usanza medieval se congregaban en la explanada del Huerto de Doña Julia con la intención de escoltar a la conocida abogada conquense en el tradicional desfile de Corte hasta la iglesia de San Julián, que durante estos días acoge tanto las actividades más culturales como los actos de carácter institucional.
El nombramiento contó la presencia de destacadas personalidades del mundo de la política, entre los que se encontraban José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha; Álvaro Martínez Chana, presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, así como la senadora socialista Carmen Torralba. Sobre el altar de la iglesia, junto a la homenajeada, se encontraban también Rodrigo Molina Castillejo, delegado provincial de Desarrollo Sostenible de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Cuenca, y la propia alcaldesa de la localidad Montserrat Poyatos. El primero evocó durante su intervención los inicios de La Alvarada, fiesta que se viene celebrando desde 1999, cuando todavía era alcalde de la localidad don Manuel Marzal, recientemente homenajeado en Cañete. Molina Castillejo destacó también el esfuerzo de los cañeteros por mantener viva una fiesta como ésta, resaltando la constante progresión que el evento ha experimentado durante las dos últimas décadas hasta llegar a convertirse en uno de las festividades de referencia de toda la región.
Durante el acto se llevó también a cabo la entrega del premio del certamen de relato histórico breve ‘Don Álvaro de Luna’, que este año ha ganado el escritor jerezano Juan Manuel Sainz Peña con su relato "De la memoria y el olvido". En representación del jurado, Gaspar Badal destacó el mérito de la obra premiada e incidió en la importancia que la cultura tiene en nuestra sociedad. Una cultura que La Alvarada ha pretendido fomentar durante los últimos años con la celebración de certámenes como éste de relato histórico —que ya alcanza su decimoséptima edición—, el certamen de poesía infanto-juvenil ‘Flor de Romero’ o el concurso nacional de pintura rápida medieval, que este año ha celebrado de manera exitosa su primera convocatoria.
El lado más espectacular de La Alvarada
A media tarde de ayer, el Huerto de Doña Julia era un constante bullir de personas. Cañeteros y visitantes se concentraban en torno a los puestos del mercado medieval y el campamento recreacionista. A la salida del acto que se venía celebrando en la iglesia de San Julián, autoridades y homenajeados tomaron asiento en la tribuna presidencial del palenque de Cañete, el cual, poco a poco, fueron abarrotando los asistentes al esperado torneo medieval. Los caballeros de LEGEND saltaron a escena para hacer vibrar un año más al público cañetero. No faltaron las ya habituales pruebas de habilidad, como la de las anillas o el estafermo. Con maestría, los caballeros rompieron lanzas en las justas y lo dieron todo durante los duelos personales. Un clásico de La Alvarada cañetera que aúna la espectacular pericia de los especialistas de este conocido grupo afincado en Villajoyosa con el magnífico entorno en el que se desarrollan los combates, a los pies de los lienzos de la singular muralla cañetera, y con la silueta del castillo roquedo de fondo. 
El espectáculo tuvo todavía sus últimos coletazos a media noche, cuando entre las tiendas del campamento recreacionista comenzaban a brillar las primeras luminarias. Una comitiva de gentes vestidas a la usanza medieval recorrió el perímetro de las murallas de Cañete a la luz de las antorchas, deteniéndose en cada una de las puertas de la villa, a modo de ronda nocturna. Se trata de una parada solemne que goza ya de cierta tradición y en la que se mezclan una espectacular puesta en escena con una cuidada teatralización, en la que el humor tiene también un destacado papel, en una combinación que hace de este singular desfile una de las citas ineludibles de la programación de La Alvarada.
Hoy Cañete vive ya la última jornada de esta intensa semana de fiesta medieval, aunque antes de que las asociaciones y colectivos de la localidad participen en los actos de clausura programados para la tarde, todavía se espera que una gran afluencia de público acuda a la Plaza Mayor para disfrutar del nombramiento de nuevos hidalgos de la villa o se deje caer de nuevo por la explanada que se extiende a los pies de la puerta de San Bartolomé para seguir disfrutando del mercadillo medieval y de las actividades del rincón infantil. A lo largo de todo el día permanecerá instalado en el polideportivo de la localidad el Planetario Móvil del Museo de las Ciencias de Cuenca y, ya por la tarde, se espera que centenares de personas vuelvan a llenar la grada del palenque para disfrutar con la exhibición de lucha de brazos.