jueves, 21 de noviembre de 2019

13 afectados por triquinosis en Castilla-La Mancha tras consumir jabalí sin control veterinario


OJOS DE MOYA | La Junta prepara un plan de información tras sufrir el segundo gran brote de la enfermedad en menos de un año
Un total de 13 personas de Fontanosas, una pedanía de Almodóvar del Campo (Ciudad Real), han contraído la triquinosis tras consumir embutidos elaborados con carne de jabalí que no había pasado por ningún control veterinario, según ha confirmado a EL PAÍS la Junta de Castilla-La Mancha.

Los afectados, tal como detalla el diario El País, son miembros de dos familias, de entre 25 y 71 años, que comieron a finales de septiembre los productos elaborados con cinco jabalíes procedentes de una jornada de caza. Todos los embutidos fueron distribuidos en el ámbito familiar y ya han sido incautados y destruidos. "La carne no ha entrado en ningún momento en el circuito comercial y se ha dedicado al autoconsumo", ha explicado el director de Salud Pública de la Junta, Juan Camacho.
Los primeros casos fueron diagnosticados a principios de octubre. "Dos personas, los de mayor edad, han requerido ingreso hospitalario, aunque como el resto de los familiares ya se han restablecido", informa Camacho.
Este es el segundo gran brote de la enfermedad que sufre Castilla-La Mancha en menos de un año. El anterior, con 17 afectados, ocurrió el pasado enero en Retuerta del Bullaque, también en Ciudad Real. En esa ocasión el foco fue un cerdo doméstico criado en semilibertad que fue sacrificado en una matanza que tampoco cumplió los controles sanitarios marcados por la ley.
La Junta estudia lanzar ahora "una campaña informativa para informar sobre los graves riesgos que se incurre al consumir carne de cerdo o jabalí que no haya sido analizada por un veterinario para descartar la triquinosis", explica Camacho. "La campaña irá dedicada a la población, ya que la legislación vigente es muy clara y bien conocida por los servicios sanitarios y veterinarios", añade.
La familia afectada aseguró a las autoridades que los jabalíes habían sido analizados por un veterinario, pero "a la hora de la verdad no pudieron presentar los documentos para acreditarlo ni identificar al veterinario", ha explicado Camacho. El coste de la prueba para descartar la triquinosis en un jabalí no supera los 20 euros. | LEER NOTICIA COMPLETA |