viernes, 17 de julio de 2020

Los problemas de suministro de agua regresan a los pueblos de la comarca con la llegada del verano


OJOS DE MOYA | Camiones cisterna de la Diputación están llevando agua desde hace semanas a localidades como Alcalá de la Vega

El aumento de población en los pueblos de la provincia de Cuenca, más si cabe este verano por la pandemia COVID-19, ha incrementado los problemas de suministro de agua.

Esto obliga a llevar cada día, desde hace semanas, camiones cisterna de la Diputación a localidades como Alcalá de la Vega, Valle de Altomira (Garcinarro y Mazarulleque) o a pedanías como Barbalimpia, en Villar de Olalla, según ha explicado en Onda Cero Cuenca su vicepresidente y diputado de Infraestructuras, Francisco López.
También a Arcas, una de las localidades que más ha incrementado su población en los últimos tiempos, donde la institución ya prepara, con el Instituto Geológico y Minero un nuevo sondeo para dar una solución a este problema.
López ha destacado además que la Diputación ha adquirido un nuevo camión cisterna con una capacidad de 28.000 litros de agua, que se suma a los dos actuales.
Además, está adaptado para llegar a puntos más inaccesibles.
El año pasado tuvieron problemas para llegar a todas las localidades que requerían el servicio, que aunque “caro” es “esencial”, apunta López.