viernes, 7 de agosto de 2020

El helicóptero contra incendios robado en Cuenca aparece en Córdoba


OJOS DE MOYA | El aparato había sido robado en la base de la Brigada de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF) de Prado de Esquiladores ubicada en Buenache de la Sierra
El helicóptero robado esta madrugada en la base de la Brigada de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF) de Prado de Esquiladores ubicada en Buenache de la Sierra (Cuenca), ha aparecido en buen estado en la provincia de Córdoba.

Así se lo han confirmado a Europa Press fuentes de la empresa Babcock International Spain, a la que pertenece el helicóptero, que se usa para la extinción de incendios forestales. El aparato, que ha sido robado poco antes de las cuatro de la madrugada de este viernes 7 de agosto, ha aparecido esta mañana en una ubicación no especificada de la provincia de Córdoba y sin haber sufrido daños.
La coordinadora de la base, Encarnación Montes, ha reconocido en una entrevista en Hoy por Hoy Cuenca, que están “alucinados” con el robo, que ha sucedido poco antes de las cuatro de la madrugada. Según ha relatado, "uno de los pilotos ha escuchado de madrugada el ruido de un helicóptero, y cuando ha salido, pensando que era un aterrizaje de emergencia, ha visto cómo se lo llevaban".
Desde la Subdelegación del Gobierno en Cuenca han confirmado el robo del helicóptero, que está siendo investigado por la Guardia Civil.
Los ladrones han desenganchado el “Bambi”, el dispositivo para cargar agua en la extinción de incendios, y se han llevado la aeronave con las herramientas de extinción.
Montes ha reconocido que ya en otras ocasiones se han tenido que apañar con uno sólo helicóptero, cuando han sufrido averías, haciendo dos viajes o transportando las cuadrillas por tierra. Espera que este robo no perjudique su operatividad en plena campaña de alto riesgo de incendios.
Tal y como han confirmado a SER Cuenca fuentes de la BRIF, la empresa ya ha comunicado al Ministerio para la Transición Ecológica que han puesto en marcha el plan de contingencia para dotar a Prado de los Esquiladores con otra aeronave y no comprometer la operatividad en plena campaña de alto riesgo de incendios.
El modelo que ha sido sustraído es un helicóptero Bell-412. La BRIF de Prado de los Esquiladores es una de las dos que hay en Castilla-La Mancha, junto a la de La Iglesuela, en Toledo.